Miércoles, 2 de Abril de 2008

La película que todos critican y que pocos han visto

Políticos y guardias civiles atacan ‘Clandestinos’ por la inexistente escena de la felación a un etarra

Ó. L. F. ·02/04/2008 - 22:19h

PÚBLICO - Escena de la película.

Sexo, violencia y política. La polémica tenía todos los ingredientes para prender... y prendió. En los últimos días, colectivos de la Guardia Civil, políticos, asociaciones de víctimas del terrorismo, medios de comunicación e, incluso, un alto cargo del Gobierno han criticado agriamente, exigido explicaciones, amenazado con querellas o anunciado investigaciones por la película Clandestinos. El motivo: el supuesto argumento ofensivo del film, resumido en una web de clara orientación conservadora como una historia de “guardias civiles con apretones fáciles en busca de chaperos baratos por las herriko tabernas”. Un argumento, por otra parte, deducido, no del propio largometraje, sino de la fotografía que ilustraba en la revista Zero una entrevista con el director del mismo y en la que se veía al joven protagonista encañonando a un hombre con tricornio que simula estar haciéndole una felación.

Sin embargo, la mayoría de los que se han sumado a las críticas reconocen que no han visto el film. “¿Pero, entonces, esa imagen no es una escena de la película?”. Quien lanza la pregunta es José Francisco Silva, presidente de la Asociación de Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC), uno de los colectivos que aplaudieron al director general del Cuerpo, Joan Mesquida, cuando hizo público que había ordenado analizar el largometraje por si hubiera algún delito. Silva reconoce no haber visto la película y, por ello, se sorprende cuando el periodista le explica que en los 80 minutos de película no hay ni imágenes de sexo explícito, ni tricornios, ni, tan siquiera, herriko tabernas.

Imagen “inoportuna”

No es el único. Emilio Olabarría, diputado del PNV que también la criticó por “desbordar el derecho a la libertad de expresión”, reconocía a Público que sus declaraciones surgían de la célebre foto que, eso sí, insiste en calificar de “inorportuna y de evidente mal gusto. Pero si la película se aleja de ella, no hay nada que objetar”, añade sorprendido al conocer el verdadero argumento.

El PP también ha entrado en la polémica. Su grupo en el Parlamento de Castilla y La Mancha exigió explicaciones al gobierno regional socialista por haber financiado la película. Ana Guarinos, su portavoz en la cámara autonómica, reconoce a este diario que tampoco ella ha visto la película –”aunque tengo intención de ir a verla”–, y matiza que su grupo “no rechaza el contenido de la película, sino el cartel con el que se publicitó”.

En ese misma línea se manifiesta Juan Antonio Ramos, secretario de Comunicación de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), la que mayor número de agentes agrupa: “No la he visto, pero los que sí lo han hecho me aseguran que la película no es para tanto. Si es así, con reiterar el cartel, la polémica está zanjada para nosotros”.

Quien aún no la ha dado por terminada es la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. Su máximo responsable ordenó una investigación y, tras recibir de la productora una copia del film el pasado martes, su servicio jurídico la está visionando para determinar si alguna escena es ofensiva. No obstante, el equipo de Mesquida reconoce que se habían visto “arrastrados” por la polémica, pero insiste en que si finalmente la película no contiene ningún elemento denunciable, “por nuestra parte, se dará carpetazo”.

Mientras ese momento llega, internet sigue llena de páginas en las que se asegura que Clandestinos ofende a la Guardia Civil y hace apología de ETA. Aunque la felación del agente al terrorista no aparezcan en la película en ningún momento. 

 

Premios e insultos para un cinta con 10.000 espectadores

Estrenada el pasado 15 de febrero, ‘Clandestinos’ tenía todas las papeletas para pasar inadvertida por la cartelera. De hecho, hasta el momento,, la han visto algo menos de 10.000 espectadores, una discreta cifra si se comparan con los taquillazos de las producciones norteamericanas.

Después de acumular dos premios en sendos festivales de cine de temática gay, la película sigue proyectándose en salas de Albacete, Granada y Málaga. Un éxito, según su director, Antonio Hens, para quien la polémica “no la ha beneficiado en nada, pese a lo que puedan pensar muchos”.

Hens insiste en que nada de su película es “ofensivo, ni para la Guardia Civil ni para los homosexuales”, y que muchas de las críticas que ha recibido son fruto de la fotografía de ‘Zero’, que fue “intencionalmente malinterpretada”. “Nadie de los que han anunciado querellas, se hapuesto en contacto conmigo. De hecho, he sido yo quien se ha encargado de hacer llegar una copia de la película a la Dirección General de la Guardia Civil”, añade.

El director cordobés reconoce que en algunos casos las críticas han llegado bastante más lejos : “He recibido varios correos electrónicos en los que se me insulta gravemente”, asegura después de reconocer que también le han llegado quejas desde el mundo radical abertzale. “Unos me han acusado de apología del terrorismo. Los otros, de distorsionar su realidad”.

 

Fe de erratas:

Durante la tarde del martes, Público mantuvo en su página web una noticia sobre esta película con un enfoque equivocado. La información correcta es la reseñada encima de estas líneas.