Miércoles, 2 de Abril de 2008

Segundo alcalde andaluz detenido en 24 horas

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·02/04/2008 - 22:06h

Cuando todavía persistía el sobresalto político por la detención, el martes, del alcalde de Aljaraque (Huelva) y de su concejal de Urbanismo, ambos del PP, el caso encontró este miércoles una réplica muy similar en el municipio almeriense de Zurgena. El regidor, Cándido Trabalón, y el concejal de Urbanismo, Manuel Tijeras, ambos del Partido Andalucista (PA), fueron arrestados en el marco de la operación Costurero contra la corrupción urbanística, que también supuso la detención por parte de la Guardia Civil del aparejador del Ayuntamiento de Zurgena, Carlos Berbel, de un arquitecto externo, Francisco Salvador, y de un empresario de la construcción, Antonio López, según fuentes próximas al caso.

La operación se mantendrá abierta este jueves. Las mismas fuentes no descartan la inminente detención de más empresarios o funcionarios municipales. Todos los arrestados están acusados de prevaricación, cohecho y delito contra la ordenación del territorio. Los detenidos estaban anoche repartidos entre los calabozos de la comisaría de Almería y el juzgado de Huércal-Overa (Almería).

Las detenciones son resultado de una investigación abierta en 2006 por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), que derivó en la incoación de diligencias por parte de la Fiscalía de Medio Ambiente y del juzgado de instrucción número dos de Huércal-Overa.

En febrero de 2007, el Ayuntamiento de Zurgena, de 2.713 habitantes censados, aprobó una nueva delimitación de suelo urbano de su término municipal que enmarcaba en su interior más de 1.000 viviendas. La operación había valido a Zurgena una decena de expedientes de la Junta de Andalucía.