Miércoles, 2 de Abril de 2008

Los supuestos terroristas detenidos ayer vivían en Melilla desde hace años y hacían vida normal

EFE ·02/04/2008 - 14:30h

EFE - En la foto, los dos detenidos como supuestos terroristas: Alí Aarass (i), considerado por las autoridades marroquíes integrante del "Movimiento de los Muyahidines en el Magreb" desde 1982 y relacionado con los atentados de Casablanca del 16 de mayo de 2003, y Mohamed El Bay (d), presuntamente relacionado con una red terrorista que las autoridades marroquíes desmantelaron el pasado mes de febrero con la detención de más de 30 personas que preparaban atentados en Marruecos.

Alí Aarass y Mohamed El Bay, las dos personas detenidas ayer en Melilla por su supuesta implicación en redes de terrorismo islamista y de tráfico de armas, residían en la ciudad autónoma desde hace varios años y llevaban una vida "normal".

Así lo ha asegurado hoy en rueda de prensa el delegado del Gobierno, José Fernández Chacón, quien ha afirmado que los dos detenidos permanecen en los calabozos de la Guardia Civil de Melilla a la espera de que la Audiencia Nacional dé las instrucciones oportunas para su traslado.

Según Chacón, Alí Aarass, de nacionalidad belga y al que se le vincula con el "Movimiento de los Muyahidines en el Magreb" desde 1982 y se le relaciona con los atentados de Casablanca del 16 de mayo de 2003, llevaba en la ciudad varios años y residía en el barrio periférico de Cabrerizas.

En la misma zona de la ciudad, de mayoría musulmana, también tenía fijado su domicilio Mohamed El Bay, de nacionalidad española y residente en Melilla desde hace aproximadamente 20 años, quien está presuntamente relacionado con una red terrorista que las autoridades marroquíes desmantelaron el pasado febrero.

La Guardia Civil está analizando la documentación que fue requisada en los registros que se efectuaron ayer en los domicilios de los dos detenidos y, según el delegado, se desconoce por el momento si pueden producirse más detenciones.

Según Fernández Chacón, no se tiene conocimiento de que Alí Aarass y Mohamed El Bay prepararan algún tipo de acción, ya que en sus viviendas no se ha encontrado ningún arma.

Los arrestos se han producido en el marco de una operación de las fuerzas de seguridad marroquíes contra el terrorismo islamista y el tráfico de armas en la que se detectó la presencia de dos de los presuntos implicados en Melilla.

Ha sido la Audiencia Nacional la que ha dictado, a petición de Marruecos, la orden de detención, que se hizo efectiva a través del Juzgado de lo Penal número 5 de la ciudad autónoma.