Miércoles, 2 de Abril de 2008

Los agricultores argentinos suspenden la huelga... de momento

Anuncian una tregua de 30 días al gobierno de Kirchner, aunque el campo "sigue en estado de alerta y movilización"

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·02/04/2008 - 20:27h

Las cuatro entidades que representan a los productores agropecuarios de Argentina anunciaron hoy la suspensión por 30 días de la huelga comercial y los bloqueos de carreteras iniciados hace tres semanas en protesta por los impuestos a las exportaciones de granos.

Las cúpulas de la Federación Agraria Argentina (FAA), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Sociedad Rural Argentina (SRA) y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) resolvieron el levantamiento de la medida de fuerza para buscar una concertación con el gobierno.

"Vamos a abastecer las ciudades y buscar otros métodos de lucha. Éste es un punto de inflexión, pero la lucha continúa hasta la victoria", dijo el dirigente rural Juan Echeverría, quien advirtió que los agricultores volverán en un mes a las rutas si no son escuchados en sus demandas. 

La suspensión de la huelga comercial iniciada el pasado 13 de marzo fue anunciada por los dirigentes rurales en el marco de un acto convocado por los agricultores en la ciudad argentina de Gualeguaychú (270 kilómetros al norte de Buenos Aires), epicentro de las protestas más enfervorizadas contra la política agropecuaria del gobierno de Cristina Fernández. Según los organizadores, unos 30.000 agricultores acudieron a este acto en defensa de los intereses de su sector.


"En estado de alerta"

El presidente de la CRA, Mario Llambías, dijo que en el plazo de un mes de la suspensión de la huelga comercial se analizará "una agenda" que incluya "soluciones" para el sector de granos, carnes de bovino y lácteos y pedirán la conformación de una "mesa de política agropecuaria permanente" con funcionarios que "tengan poder político de decisión" y "también conocimiento del sector".

Llambías dijo que el campo "sigue en estado de alerta y movilización" y recomendó a los agricultores vender "sólo lo necesario" de sus cosechas si no les pagan "lo que corresponde". En una proclama leída en el acto, las entidades del campo destacaron que la movilización de los hombres de campo en estos 21 días "no tiene precedentes en la historia" del país ni "tampoco se recuerdan antecedentes del apoyo caluroso y espontáneo de toda la ciudadanía". 

"Algunos ingredientes de esta titánica y masiva manifestación relacionados con las vías de hecho no fueron objeto de nuestra decisión deliberada y serena: nos fueron impuestos por las circunstncias por todos conocidas y determinaron que fuera esa la única forma de lograr que se nos escuche", alegaron los agricultores. 

Aseguraron que antes de iniciar la protesta habían "intentado hasta el cansancio vías normales" de diálogo con el gobierno.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad