Miércoles, 2 de Abril de 2008

La cumbre de la OTAN arranca con una cena sobre la ampliación de la Alianza

Los jefes de Estado o Gobierno analizan durante una cena en Bucarest la ampliación hacia los Balcanes

EFE ·02/04/2008 - 08:56h

EFE - El secretario general de OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, pronuncia su discurso durante la ceremonia de inauguración de la exhibición multimedia de la OTAN en el Parlamento, Bucarest, Rumania, el miércoles 2 de abril, primer día la cumbre de la OTAN en Bucarest.

Los jefes de Estado o Gobierno de la OTAN han comenzado esta noche su cumbre con una cena de trabajo en la que examinan la ampliación de la Alianza hacia los Balcanes y el desarrollo de la misión en Afganistán, entre otros asuntos, según portavoces aliados.

La cena, que se celebra en el Palacio presidencial de Cotroceni, reúne en torno a la mesa sólo a los veintiséis líderes, sin ningún ministro ni asesor, y está presidida por el secretario general de la organización, el holandés Jaap de Hoop Scheffer.

Mañana, reunión oficial

El carácter "informal" de esta cena de trabajo no permite adoptar decisiones hasta que se reúna mañana formalmente el Consejo del Atlántico Norte, pero puede resultar decisiva para superar las diferencias que separan todavía a los Aliados en relación fundamentalmente con la ampliación.

Los Veintiséis han llegado a Bucarest sin acordar a cuántos de los tres países candidatos -Croacia, Albania y Macedonia- invitarán oficialmente mañana a iniciar las negociaciones de adhesión.

Los Veintiséis han llegado a Bucarest sin acordar con  cuántos de los tres candidatos (Croacia, Albania y Macedonia) iniciarán la adhesión

Tampoco existe un consenso sobre cómo responder a las aspiraciones de los gobiernos de Ucrania y Georgia, que pretenden iniciar ya el proceso de preparación para el ingreso en la Alianza.

Paralelamente a la cena entre los líderes, que tiene una duración prevista de unas tres horas, se celebran otras dos cenas de trabajo separadas, de ministros de Exteriores y de Defensa.

Según fuentes aliadas, la agenda propuesta por la OTAN para el encuentro entre los ministros de Exteriores era abordar el "paquete" de decisiones dirigido a los países balcánicos, pero la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, ha propuesto que los ministros se centren también en las divergencias en torno a Macedonia, Ucrania y Georgia.

Grecia continúa exigiendo a Macedonia que cambie de nombre -el mismo de su región más septentrional- si quiere entrar un día en la OTAN.

Por su parte, Estados Unidos y los europeos occidentales discrepan sobre el grado de acercamiento que se puede conceder a las dos repúblicas ex soviéticas.

Mientras que el presidente estadounidense, George W. Bush, es partidario de incluir ya a ambas dentro del "plan de acción" aliado para la ampliación, la canciller alemana, Ángela Merkel, apoyada por Francia, Italia y España, entre otros, considera que es prematuro.

La oposición de Rusia 

Por su parte, Rusia ha insistido en que la expansión de la OTAN al Este de Europa afecta a su seguridad y ha subrayado que la lucha contra el terrorismo y la proliferación de armas de destrución masiva no exigen el ingreso en la Alianza de Ucrania y Georgia.

"Si Ucrania o Georgia se convierten en países miembros, la infraestructura de la OTAN se instalará en sus territorios y eso afectará directamente a los intereses de Rusia", ha asegurado Serguéi Riabkov, director del departamento de Cooperación Europea de la Cancillería rusa, quien ha tachado de "vestigio de la Guerra Fría" los planes de expansión de la OTAN.

Por último, el diplomático ha señalado que Rusia es un "buen ejemplo" de que no hace falta ingresar en la Alianza para cooperar con ese bloque militar en terrenos donde sus intereses coinciden como la lucha contra el narcotráfico en Afganistán. 

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad