Miércoles, 2 de Abril de 2008

Francia lanza una "misión humanitaria" para intentar socorrer a Ingrid Betancourt

EFE ·02/04/2008 - 13:18h

EFE - El coordinador de Comunicación del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia, Yves Heller, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Ginebra.

Francia ha emprendido una "misión humanitaria" que tratará de contactar con las FARC y acceder a la rehén Ingrid Betancourt, cuya vida es "cuestión de horas" según su hijo Lorenzo, pero guarda silencio sobre los detalles de esta operación, que cuenta con el aval de Bogotá.

El palacio presidencial del Elíseo eludió comentar de inmediato el anuncio hoy de las autoridades colombianas de que la operación está ya "en marcha".

La iniciativa fue anunciada anoche por el Elíseo después de que el presidente, Nicolas Sarkozy, en un mensaje televisado, pidiera al jefe de la guerrilla, Manuel Marulanda, que liberara de inmediato a Betancourt, de nacionalidad colombo-francesa, secuestrada desde febrero de 2002 y que está en "peligro de muerte inminente".

Sarkozy obtuvo el aval de su colega colombiano, Álvaro Uribe -que aceptó suspender las operaciones militares en la zona donde operará la misión-, y también conversó telefónicamente con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que tuvo un papel clave en la liberación de seis rehenes de las FARC en enero y febrero de este año.

"Esperamos mucho" de la misión, que incluye a un médico, dijo hoy el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, tras el Consejo de ministros, en el que se trató el caso de Betancourt.

Ahora "hay que esperar" a que los "enviados especiales" de Francia puedan "llegar sobre el terreno", dijo Kouchner, quien advirtió de que "no es simple".

Kouchner eludió ser más preciso y otros portavoces oficiales esgrimieron los imperativos de "seguridad" y "eficacia" para no revelar la composición de la misión, el momento de su viaje o su destino.

No se sabe si Francia pudo contactar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ni si éstas han aceptado reunirse con la misión que, según la televisión LCI, incluye a dos diplomáticos que habrían logrado mantener los contactos con la guerrilla pese a la muerte del número dos de ésta, Raúl Reyes.

En un reciente comunicado, un dirigente guerrillero afirmó que la muerte de Reyes en un ataque militar colombiano en territorio ecuatoriano el 1 de marzo asestó un duro golpe a un posible acuerdo humanitario y que abortó un encuentro con emisarios franceses para "explorar la liberación" de la rehén.

El propio secretario general del Elíseo, Claude Guéant, ha dicho que se estaba "muy cerca de un acuerdo" cuando mataron a Reyes, que era el principal interlocutor de París y del que se dice que fue localizado al querer comunicarse telefónicamente con los emisarios.

Mientras, desde París, el hijo de Betancourt, Lorenzo Delloye, hizo lo que calificó como su "último llamamiento" por la liberación de su madre, cuya vida, dijo, es "cuestión de horas".

"En la selva colombiana, una mujer, mi madre, se dirige hacia la muerte. Sufre hepatitis B y leshmaniasis, que precisa de una transfusión sanguínea en las próximas horas" para salvarle la vida, afirmó el joven, visiblemente emocionado, en rueda de prensa.

Dirigiéndose directamente a Marulanda, Lorenzo dijo: "el mundo le está mirando. Usted debe decidir si quiere quedar para siempre como un criminal de guerra" o "entrar en los libros como un hombre".

El joven también lanzó un mensaje al presidente Uribe, al que agradeció las "iniciativas fuertes" adoptadas en las últimas horas.

"Presidente Uribe, sé que en el fondo usted no quiere correr el riesgo de compartir con su enemigo histórico, las FARC, la responsabilidad de la muerte de mamá", afirmó Lorenzo Delloye.

El joven pareció dar por seguras las informaciones de que su madre no come ni toma medicamentos desde hace cinco semanas, no porque haya perdido las ganas de vivir, dijo, sino para colocar a las FARC y a Uribe ante su "responsabilidad ante la Historia".

Pero Astrid Betancourt, hermana de la rehén, puso en duda que esté en huelga de hambre y aseguró que "no se dejará morir".

El lanzamiento de la "misión humanitaria" francesa se produce después de que París multiplicara los gestos en pro de la liberación de Betancourt en las últimas semanas.

El primer ministro, François Fillon, dijo ayer que Francia ha propuesto acoger con el estatuto de "refugiado político" a los guerrilleros que excarcele Colombia a cambio de esa liberación.