Miércoles, 2 de Abril de 2008

"Sería bonita una ceremonia de apertura de los Juegos sin políticos"

Yu Zhang, activista chino a favor de la libertad de prensa y coordinador del Comité de Escritores en prisión, habla para 'Público' sobre las libertades en China

DANIEL DEL PINO ·02/04/2008 - 17:55h

Sin perder la sonrisa pese a que no puede volver a su país, China, por ser considerado peligroso para el Estado y pese a que uno de sus mejores amigos está condenado a diez años de cárcel, Yu Zhang, un activista chino que lucha por la libertad de prensa, explica su punto de vista sobre la violación de los derechos humanos en su país.


En las dos últimas semanas todos los medios de comunicación del mundo se han hecho eco sobre los desmanes de las autoridades chinas en Tíbet ¿Cree que un boicot a los juegos es la manera adecuada de dar un toque de atención a Pekín?

Personalmente creo que hablar del Tíbet es una manera de empezar a criticar a China y, obviamente, permite que la gente tenga conocimiento de lo que pasa allí. Pero el Tíbet no puede ser la única razón para penalizar a China. Francia, por ejemplo, habló de boicotear la ceremonia de apertura y la prensa de otros países, como por ejemplo la sueca, donde yo vivo, hizo varios sondeos y un 70% de los lectores de uno de los periódicos de tirada nacional dijo que apoyaría el boicot. Tíbet no es el único problema en China, pero sí es una buena forma de concienciar a Occidente y hacer ver a la opinión pública de las cosas que pasan en todo el país.

¿Cree que si no hubiera pasado lo que pasó en el Tíbet hace dos semanas ahora los países de occidente estarían debatiendo y hablando tanto sobre los excesos del Gobierno chino?

Puede que no pero el simple hecho de que se hable de lo que pasa en Tíbet, hace que de alguna manera se dé a conocer lo que ocurre en toda China.

¿La presión de la comunidad internacional puede hacer que los chinos encuentren un motivo o una excusa perfecta para cerrar filas en torno al gobierno de Pekín?

No todos los chinos piensan lo que dicta el Gobierno y, de hecho, se pueden encontrar opiniones contrarias al régimen en Internet,  aunque como sabemos Internet está totalmente controlado por el Gobierno. Por otra parte, la gente no es consciente de lo que pasa o de lo que ha pasado, por ejemplo en Tíbet. Algunos pensarán que antes se vivía peor, pero de lo que sí es consciente la gente  es de que las comunicaciones del Gobierno son propaganda y por lo tanto, no lo tienen en cuenta.

Hay gente que opina que los Juegos son la mejor manera de abrir China al Mundo, a la democracia y al respeto por los derechos humanos...

Seguro. Nunca me he mostrado a favor de que se suspendan los juegos, aunque el boicot a la ceremonia de apertura sería otra cosa. Está claro que es una buena oportunidad para abrir China, ésta es la oportunidad y así lo piensa todo el mundo.

De cualquier modo, Pekín prometió cuando se le adjudicaron los Juegos que pondría todo su esfuerzo para aumentar las libertad de prensa y la libertad de sus ciudadanos. A cuatro meses de los Juegos nos encontramos con que la situación no es tan idílica como la pintaban. ¿Qué está mejor y qué no ha cambiado en China?

No veo mejoras en China desde 2001. Quizá, las autoridades son más propensas a permitir que los corresponsales hagan su trabajo y estos, a su vez, tienen más acceso que antes a la gente para hacer entrevistas y demás, pero eso sólo vale para los periodistas extranjeros, ya que muchos periodistas chinos han sido encarcelados en todo este tiempo. Quizá también la apertura comercial de China ha obligado al Gobierno a controlar menos a las empresas privadas extranjeras.

¿Y los que dicen que los Juegos son sólo un evento deportivo y no tienen nada que ver con la política?

Ése es precisamente el discurso del Partido Comunista en China. Ellos dicen que no tiene nada que ver con la política, sin embargo lo usan con fines políticos. El mejor ejemplo es que China boicoteó los Juegos Olímpicos de Moscú por razones políticas y ahora reconocen que aquello estuvo mal. Siempre hablan en su propaganda sobre los Juegos de lo buena y lo grande que es China e invitan a tantos líderes mundiales a la ceremonia de apertura. ¿Por qué?

"Sería bonito ver una ceremonia inaugural sin políticos"

Porque necesitan el apoyo político para que los Juegos salgan adelante, así que no pueden decir que no es una cuestión política. Para mí es sólo eso, política.  Personalmente, creo que un boicot sólo a la ceremonia inaugural podría ser maravilloso. No hablo de que se suspendan los juegos, los atletas competirán, pero podría ser un hecho muy bonito que los gobiernos no fueran a la ceremonia de apertura.

Reporteros sin Fronteras habla de unos documentos en los que Pekín insta a las autoridades locales a seguir unas reglas para preparar a sus ciudadanos ante posibles preguntas incómodas de los periodistas extranjeros durante los Juegos...

No tengo constancia de ello, lo que sí está claro es que el control de la información va a ser mucho más grande en ciudades como Pekín o Shangai, porque hay muchos más intereses allí, más empresas de las que depende el Gobierno y, en definitiva, más dinero, entonces es normal que quieran tener a la gente controlada. En otros sitios no habrá tantos problemas para informar.

¿Se puede decir que en china, el gobierno controla todos los aspectos de la vida?

Afortunadamente no todos. En política todo, es indudable. En economía no pueden con todo porque hay muchas empresas extranjeras que dan mucho dinero al país y la cierta libertad de la que gozan es buena para el desarrollo. Sí que hay mucha corrupción y las autoridades han demostrado que no pueden controlarla de ningana manera.

También controlan la palabra. Hacen listas con "palabras sensibles" que no deben ser utilizadas por los ciudadanos de bien ni por los buenos periodistas...

Es cierto, controlan las palabras. Incluso los nombres de los líderes. Está prohibido nombrarlos; entonces imagina lo que supone para un periodista hablar de nuestro gobernante y no llamarlo por su nombre. A veces es divertido por la manera rebuscada que se utiliza referirse a ellos, pero para los periodistas es muy difícil vivir sin palabras. Hay muchos grandes periodistas chinos y algunos han sido arrestados sólo por ser honestos. Otros siguen las reglas.

Porque una palabra te puede llevar a la cárcel...

El caso de mi colega, Shi Tao, es claro. Si le preguntásemos si volvería a enviar ese mail que le llevó a la cárcel diez años, seguro que diría que no. Nadie se saltará las normas porque saben lo que les pasará si no siguen las reglas. Algunos tienen que escribir temas y enviarlos a las autoridades para que los revisen y publicarlos dos días después de que pasen las cosas.

"El gobierno te destruye moralmentesabiendo que puedes estar 10 ó 12 años en prisión"

Está claro que estas normas son sólo tan estrictas con la gente que informa, contra los escritores. Nadie sabe cuántos periodistas hay encarcelados realmente. Y el control ahora mismo se centra en Internet. Hay dos ejemplos claros. Un periodista que pasará seis años en la cárcel por enviar un artículo a una revista extranjera. Fue encarcelado por "inventar historias y fomentar el miedo". Otro, está condenado a dos años de cárcel por una frase en clave de humor que decía: "Soy un ciudadano americano en mi mente", refiriéndose al sueño americano, la libertad y todo eso; pero en China el humor no está bien visto. Fue encarcelado porque los americanos son vistos como el enemigo. Y ahora ya ni siquiera son enemigos, ahora son nuestros mejores amigos económicamente hablando. El gobierno te destruye moralmente haciéndote consciente de que puedes pasar en la cárcel 10 ó 12 años. Te destroza la vida.