Miércoles, 2 de Abril de 2008

Baltasar dice que el Gobierno pidió que el proyecto del trasvase del Segre no saliera a la luz antes del 9-M

EFE ·02/04/2008 - 13:00h

EFE - En la imagen, el conseller de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar.

El conseller de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar, asegura que el Gobierno central conocía el proyecto para trasvasar agua del Segre al área de Barcelona desde el pasado mes de noviembre, si bien "pidió que no saliera a la luz hasta después de las elecciones" del 9-M.

En una entrevista en "El Periódico de Catalunya", Francesc Baltasar se defiende de las acusaciones de "secretismo" que han rodeado a esta iniciativa y desvela que "hubo muchas peticiones para que se silenciara".

"El primero que lo hizo fue el Gobierno central, que pidió que el proyecto no saliera a la luz hasta después de las elecciones" generales, asegura el conseller, quien admite que "fue una petición compartida por la mayoría del Gobierno de Cataluña".

Francesc Baltasar explica que, "cuando al Gobierno se le da a conocer el proyecto, en el mes de noviembre, media España estaba ya sumida en la sequía y, además, había elecciones a la vuelta de la esquina", por lo que "sabían que el agua se convertiría en el tema estrella de polémica".

"Entonces, creo que la ministra Cristina Narbona escuchó el 'plan Segre', pero deseando no tener que firmar la autorización nunca, porque sería abrir la caja de Pandora", opina el conseller.

"Ahora es evidente que es un tema muy incómodo para el Gobierno, pero tendrá que actuar para que seis millones de personas no pasen sed. Y en este sentido, se tendrá que mojar", considera Baltasar.

El conseller de Medio Ambiente critica a CiU porque "tras una extraña filtración" del proyecto a la federación nacionalista, la formación "trató de sacar partido aun dentro de la campaña electoral".

Tras las elecciones del 9-M, "la intención simplemente fue no decir nada sin hablar antes con el territorio" afectado, asegura el conseller ecosocialista.