Miércoles, 2 de Abril de 2008

Carod defiende que si hay que hacer trasvases de agua sean regulados por ley

EFE ·02/04/2008 - 13:00h

EFE - En la imagen, el conseller de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar.

El conseller de la Vicepresidencia de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, ha defendido hoy la necesidad de que, si hay que decidir algún trasvase de agua para hacer frente a una situación excepcional de sequía, esto sólo pueda hacerse mediante una ley aprobada por el Parlamento catalán.

En una conferencia pronunciada hoy en el Fórum Europa Tribuna Cataluña, Carod-Rovira ha recordado que todas las formaciones que integran el gobierno catalán "estamos en contra de los trasvases", pero ha admitido que "vivimos una situación excepcional".

En este contexto, ha explicado, cualquier gobierno responsable tiene la obligación de "garantizar" que, si persiste la sequía, los 5,5 millones de ciudadanos del área metropolitana de Barcelona dispondrán de "agua de boca".

Es por este motivo, ha dicho, que si hay que contemplar "de forma excepcional y como último recurso" la posibilidad de hacer algún tipo de trasvase de un río, "se apruebe en una ley del Parlament".

Al reclamar esta ley, Carod-Rovira se ha situado 'más allá' de la moción de CiU que presenta en el pleno del Parlament que se inicia hoy, y en la que se pide que cualquier decisión relacionada con el problema de la falta de agua sea debatida en la cámara.

Respecto a la oposición del gobierno central al trasvase del Segre, ha indicado que el ejecutivo catalán "está a la espera" de "escuchar qué solución nos propone para garantizar que estos 5,5 millones de ciudadanos dispondrán del agua necesaria".

En cualquier caso, Carod-Rovira ha recalcado que el problema de la escasez de agua forma parte de "los cuatro grandes temas serios y de país que no deberían ser objeto de batalla partidista", junto a los de "seguridad, política exterior y lengua".

A la conferencia de Carod-Rovira han asistido el secretario general de ERC, Joan Puigcercós, y el presidente del Parlament, Ernest Benach.

Carod-Rovira se ha referido, asimismo, al "objetivo del 2014" y, sobre esta cuestión, ha comparado los casos de Escocia y del País Vasco, donde se han planteado formalmente plebiscitos soberanistas o de autodeterminación.

En este sentido, ha explicado que tanto en Escocia como en el País Vasco quienes han liderado las propuestas de soberanía -el primer ministro escocés, Alex Salmon, y el lehendakari Juan José Ibarretxe- han tenido que superar "la incomprensión e incluso la burla y la oposición" de otros dirigentes de sus propios partidos.

"A pesar de ello -ha dicho-, Salmon ganó unas elecciones y ahora gobierna Escocia" y también ha ganado las elecciones Ibarretxe".

El presidente de ERC ha justificado su propuesta soberanista del 2014 sobre la base de que hará 300 años de la pérdida de instituciones estatales, y también porque aquel mismo año el Fondo de Cohesión Europea quedará reducido al mínimo en el España y esto podría repercutir gravemente en Cataluña.

"Sólo los que no son demócratas tendrían que tener miedo a un plebiscito" ha subrayado, además, Carod-Rovira.

También ha explicado que España "no ha querido o no ha sabido estructurar la realidad nacional de Cataluña", y ha advertido que sin un sistema de financiación justo, "el futuro del autogobierno puede quedar cuestionado".

Después de reclamar que el Gobierno publique sin más demora las balanzas fiscales "para poner fin al tópico chapucero de la Cataluña insolidaria", ha indicado que los problemas de las infraestructuras catalanas son una consecuencia del déficit fiscal y de la falta de inversiones públicas del Estado.