Miércoles, 2 de Abril de 2008

Zapatero viaja a la cumbre donde se verá con Bush y defenderá el compromiso con Afganistán

EFE ·02/04/2008 - 10:34h

EFE - Imagen de televisión del saludo entre los presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero (dcha), y Estados Unidos, George W. Bush, al inicio de la cena organizada en Naciones Unidas para clausurar la Reunión de Alto Nivel sobre Cambio Climático. Esta imagen se puede repetir hoy en Bucarest.

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, llegará esta tarde a Bucarest para asistir a la cumbre de la OTAN, centrada en su ampliación, Afganistán y Kosovo, y donde se espera que mantenga un "encuentro informal" con el presidente estadounidense, George W. Bush.

Tras asistir ayer a la constitución del Congreso, Zapatero acude hoy a la capital de Rumanía acompañado de sus ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Defensa, José Antonio Alonso, quien ejerce ya como portavoz del grupo parlamentario socialista.

Esta cumbre, la mayor de la historia de la OTAN, comenzará con una cena a la que asistirán los cerca de sesenta jefes de Estado y de Gobierno de países de la Alianza y asociados, ofrecida por el presidente de Rumanía, Traian Basescu, en el Palacio Cotroceni.

Entonces tendrá lugar la foto oficial de la cumbre.

En esa cena podría producirse el esperado encuentro entre Zapatero y Bush, quienes quedaron en "charlar" durante esta reunión cuando el presidente estadounidense le llamó para felicitarle por su victoria electoral al frente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Mañana Zapatero asistirá a la sesión inaugural del Consejo Atlántico, el órgano rector de la OTAN y, por la tarde, participará en la reunión dedicada a las operaciones militares que se desarrollan en Afganistán, donde España tiene desplegados alrededor de 780 efectivos.

En esa reunión, Zapatero reafirmará el compromiso español con las labores de reconstrucción del país, pero no está previsto que realice ningún anuncio sobre incremento de tropas.

Respecto a Kosovo, el Gobierno español mantendrá su apoyo a la misión de la OTAN, especificando que debe respetar una estricta neutralidad e imparcialidad respecto al estatus de la región, que ha declarado unilateralmente su independencia y que no ha sido reconocida como Estado por España.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad