Martes, 1 de Abril de 2008

La venta de vehículos se hunde un 28%

Los concesionarios critican que los bancos no dan créditos a sus clientes

GLÒRIA AYUSO ·01/04/2008 - 22:26h

La población ya no cuenta con la solvencia de antaño para comprarse un coche. La venta de vehículos cayó en picado en el mes de marzo, con una disminución del 28,2% respecto al mismo mes del año anterior. Los fabricantes y vendedores de vehículos lo atribuyen al incremento del paro y del coste de la vida, así como al importante endeudamiento de las familias y la eliminación del Plan Prever.

El gremio de concesionarios coincide en esta explicación, y critica además que los bancos "han cerrado el grifo de la financiación". Por todo ello, los vendedores se han visto obligados a aumentar los descuentos a sus clientes, que en febrero llegaron hasta el 14% del valor del vehículo.
El resultado negativo de marzo ha arrastrado al resto del trimestre, en el que se vendieron un total de 347.734 vehículos, un 15,3% menos que en 2007. La producción de las fábricas españolas no se ve alterada porque el 80% va destinado a la exportación, explicaron ayer Seat y Anfac. Al contrario, aumentó en su conjunto un 5% en enero y febrero.

Otra cosa es lo que ocurre a pie de calle. Ocho de cada diez compradores buscan la ayuda del banco. Pero las concesiones de créditos se han endurecido: "Han caído un 25%, y si los bancos llegan a darlo, lo miran con lupa y tardan hasta 20 días", explicó ayer el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Antonio Romero. El resultado es que los plazos de venta se han alargado un mes, hasta los 80 días.

Faconauto reclama al Gobierno un nuevo plan de renovación del parque automovilístico y la supresión del impuesto de matriculación. El incremento de fiscalidad para los todo terreno también es motivo de quejas. Los fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam) anunciaron que revisarán a la baja sus previsiones de ventas para 2008. Aún así, aclararon que se debe esperar a abril para ver cómo evoluciona el mercado.