Martes, 1 de Abril de 2008

Benítez: "Torres será un problema para el Arsenal"

Wenger, sin embargo, asegura que el Liverpool será un rival "más duro y difícil" que el Milan

AGENCIAS ·01/04/2008 - 18:21h

Rafa Benítez, entrenador del Liverpool.

El entrenador del Liverpool Rafa Benítez confiará mañana muchas de sus opciones atacantes en su delantero Fernando Torres, un jugador al que ve "en racha" y que "será un problema" para el Arsenal durante el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones que disputarán los dos conjuntos ingleses en Anfield.

"Los jugadores del Arsenal saben que Torres está en racha, que está marcando goles y que será un problema para ellos", aseguró el técnico español durante la rueda de prensa previa al choque europeo de mañana.

Benítez confía en "la mentalidad y la competitividad" de su mejor atacante, pero considera que "debe estar centrado y tener confianza en sí mismo porque jugar contra los mejores defensores hace más difícil su tarea", explicó. Autor de 28 goles en la liga inglesa y de cuatro dianas más en competición europea, Torres está batiendo este año sus mejores registros, una circunstancia que su técnico atribuye al entramado táctico del Liverpool.

Wenger: "El Liverpool será más difícil que el Milan"


Por su parte, el entrenador del Arsenal, Arsene Wenger, cree que el Liverpool será un rival "más duro y más difícil" que el AC Milan, al que el equipo londinense eliminó en la ronda de octavos, antes del encuentro de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones que enfrentará mañana en el Emirates Stadium a los dos equipos ingleses.

"Será un oponente más duro y más difícil. Contra el Milan se enfrentaron dos estilos similares y estábamos más cómodos, pero contra el Liverpool tendremos que ganar también la batalla física", señaló Wenger.

El técnico de los 'gunners' piensa también en el partido de vuelta que se celebrará dentro de una semana, ya que no le importaría repetir la fórmula empleada para batir al equipo italiano: empate a cero en casa y victoria a domicilio. "Por supuesto que podemos repetir aquello. Queremos ganar el partido de ida, pero un empate a cero nunca es un resultado decepcinante, ya que pone al equipo que juega la vuelta en casa bajo una enorme presión, pensando que un gol en contra te deja fuera", aseguró el galo.