Martes, 1 de Abril de 2008

Una insuficiente educación física en el colegio determina más la obesidad que la alimentación

EFE ·01/04/2008 - 18:54h

EFE - El rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez (4i-delante), posa con los galardonados en los premios de Investigacion en Medicina del Deporte.

Las clases de educación física que realizan los niños españoles en el colegio son "insuficientes", según recoge el estudio que ha recibido hoy en Oviedo el X Premio Nacional de Investigación de Medicina del Deporte, que advierte sobre cómo en esas edades el ejercicio es más importante que la alimentación para prevenir la obesidad.

El director del departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de León, José Gerardo Villa, ha recogido esta tarde de manos del rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez, el galardón concedido a un trabajo que ha suscitado el "entusiasmo" del jurado, firmado por una decena de autores de la institución académica leonesa.

Bajo el título "La escasa actividad física y deportiva escolar genera, más que la alimentación, sobrepeso, obesidad infantil y riesgo de síndrome metabólico", la labor de investigación se ha centrado en 137 niños de edades comprendidas entre 11 y 13 años, alumnos de colegios públicos, concertados o privados de entorno rural y urbano de León.

La muestra fue planteada atendiendo a tres grupos en función de que respondieron al planteamiento de sedentarios, presentaran una media de 4 ó 5 horas de ejercicio semanal ó superaban las 7 horas semanales.

Gerardo Villa se ha referido a la obesidad como una "pandemia 'increscendo'" que "acecha", y ha apuntado que sólo un mayor gasto energético en el deporte extraescolar previene sobre la obesidad infantil.

Ha añadido que ante esta situación "habrá que plantearse en qué medida habrá que aumentar el número de horas y el coste energético de las horas escolares destinadas a educación física".

El investigador ha mencionado las "estrategias" planteadas desde el ámbito alimentario como forma de combatir la obesidad, que no considera suficientes, y ha desvelado cómo desde su trabajo en una facultad de Ciencias del Deporte se percata de que "el problema real que puede subyacer de fondo es que cada vez se hace menos ejercicio".

"La edad escolar es el único periodo de la vida en el que es obligatorio hacer educación física, ya que a partir de Bachillerato no hay obligación", ha incidido Villa, conocedor de la reducción de horas destinadas al ejercicio físico "a medida" que pasan los ciclos, con una reducción de tres a dos horas semanales.

"A parte de comer bien, lo principal es fomentar la práctica de ejercicio físico en la única época en la que se puede hacer, en la de ámbito escolar", ha aseverado.

Entre los datos facilitados, el profesor universitario ha citado las estadísticas divulgadas por el Ministerio de Sanidad que establecen que "el 60 por ciento de los niños no hacen ningún tipo de actividad física extraescolar".

A su juicio, los estudios más recientes demuestran que el ejercicio desarrollado por los jóvenes en el colegio es "insuficiente", y ha añadido que ante esta situación habrá que plantearse en qué medida habrá que aumentar el número de horas y el coste energético" del tiempo dedicado a educación física.

Asimismo, ha mostrado su confianza en que este estudio, ganador entre más de una veintena de trabajos inéditos, realizado en la provincia de León, "se hagan extensivos a otras comunidades, para poder demostrar que en el sistema educativo habrá que introducir más horas de educación física".

Villa ha sustentado la apuesta por la práctica deportiva en "aquellos periodos de la vida críticos en el desarrollo, para que además se adquiera el hábito de ejercicio físico", y ha advertido de que los niños que "no hacen ejercicio físico" es "más difícil" que lo hagan de adultos".

"Es un círculo vicioso que habrá que romper en esa etapa porque si no sólo quedan las maniobras alimentarias, pero las dietas se están manifestando como insuficientes para resolver el problema", ha concluido.

"El estudio de modelización de la reducción óptima del entrenamiento durante el afinamiento previo a la competición de nadadores de elite", obra de Iñigo Mújica, Luc Thomas y Thierry Busso, del Athletic Club Bilbao, logró el segundo premio.