Martes, 1 de Abril de 2008

La Justicia francesa abre nuevas investigaciones sobre el genocidio en Ruanda

EFE ·01/04/2008 - 16:13h

EFE - Fotografías de archivo de Etienne Nzabonimana (dcha.) y Samuel Ndashyikirwa (izqda.), tomadas al comienzo del juicio por su presunta participación en la matanza de 50.000 tutsis durante el genocidio ruandés de 1994 -que se cobró en su totalidad la vida de 800.000 personas, mayoritariamente tutsis-, en la Corte de Bruselas, Bélgica, el 9 de mayo de 2005.

La Justicia francesa ha abierto en las últimas semanas varias investigaciones contra ruandeses sospechosos de haber tenido responsabilidad en el genocidio que se produjo en ese país en 1994, en particular contra Agathe Habyarimana, viuda del antiguo presidente asesinado, Juvenal Habyarimana.

Fuentes judiciales indicaron hoy que la Fiscalía de París inició el pasado 13 de marzo un procedimiento contra Habyarimana por "complicidad de genocidio y crímenes contra la humanidad", tras la transferencia al Tribunal de París de la investigación que se había abierto en mayo del pasado año en el de Evry, en las afueras de la capital francesa.

El origen era la denuncia de una asociación de víctimas ante los jueces de Evry contra la viuda del presidente asesinado -evacuada a Francia pocos días después de ese magnicidio- a la que reprochaban haber participado en la "planificación, organización y dirección del genocidio".

La Fiscalía de París también inició el mismo 13 de marzo otro procedimiento contra el antiguo subprefecto francés Dominique Ntawukuriyayo por "genocidio, crímenes contra la humanidad y complicidad".

El Tribunal de Apelación de París había decidido en febrero entregar a Ntawukuriyayo al Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR), que le ha inculpado por su implicación en la masacre ocurrida en la colina de Kabuye, en el centro del país, donde fueron asesinados miles de tutsis allí refugiados. El ex subprefecto ha recurrido ese dictamen ante el Tribunal de Apelación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad