Martes, 1 de Abril de 2008

Los jóvenes no pueden ser diferentes en México

Sectores reaccionarios y homofóbicos acosan a los jóvenes ‘emos' y a otras tribus urbanas

SERGIO RODRÍGUEZ ·01/04/2008 - 13:39h

Los emos y otras tribus urbanas mexicanas ya no tienen que preocuparse sólo de los ataques homofóbicos y de la hostilidad de los sectores reaccionarios.

La escalada de ataques ha llegado incluso a la televisión.En un programa, un presentador de nombre Kristoff, del canal Telehit (dedicado a la música y con una audiencia juvenil), de la empresa Televisa, se refirió al movimiento Emo como "una mamada para niñitas que apenas les salieron vellos" y lo calificó como un movimiento "estúpido y pendejo". En sus sátiras de los emos, éstos aparecían ridiculizados y presentados "como lo que son: nacos [indios] y gays", y comparados con el personaje "emo-reno" que es de piel oscura, es gay y vive en barrios populares del D.F.

Una marcha de protesta de los emos fue atacada hace unas semanas en Querétaro por centenares de personas. Distintos grupos culturales repitieron la movilización en Ciudad de México. Sufrieron el mismo acoso.

La marcha fue convocada por grupos de los movimientos contraculturales Emo, Dark, LGTB y punk para detener los ataques que, dijeron, no sólo son contra los emos, sino contra todos. "Para el poder no hay distinción, nos tratan igual y quieren desa-parecernos, pero la mejor coartada de los gobiernos es presentarnos como agresores de otros grupos contraculturales; o sea presentarlo como un conflicto entre tribus urbanas y tener el pretexto para la represión", señala Ángel, del movimiento Dark.

Cultura urbana

"Dark y Emo no son violencia, son cultura" era una de las consignas más repetidas en la marcha, que pretendía llegar al Tianguis Cultural del Chopo, espacio alternativo y contracultural que desde hace décadas alberga todos los sábados a cientos de jóvenes para intercambiar música, realizar actos culturales y vender ropa y accesorios: "Nos dicen tribus urbanas porque no pueden aceptar que somos manifestaciones culturales, es una manera de despreciarnos aunque ahora usamos ese término para reivindicarlo: somos tribus urbanas, está bien, pero exigimos respeto y libertad", dice Darynkayna, del movimiento Dark.

Zamantha tiene 14 años y se considera emo. Señala que, desde que se dio a conocer en amplios espacios en los medios de comunicación el "conflicto" entre emos y otras expresiones culturales, cada día sienten más acoso: "Salgo a la calle, voy en el metro y siempre alguien me grita ‘lesbiana depresiva' o cosas así. A mí no me importa porque si fuera lesbiana qué, cuál es el problema. Lo que buscamos es que todos tengamos un sitio en esta sociedad, que haya libertad de vestir o de hacer lo que queramos sin joder al otro".

Contra la sociedad

"Nos dicen depresivos, nos estigmatizan", dice Angelita, "pero lo que yo creo es que somos más honestos y valientes: señalamos que no nos gusta esta sociedad y lo hacemos visible". Otra chica emo comenta: "Nos critican porque manifestamos un dolor, pero quién en esta sociedad no tiene un dolor. Lo único que hacemos es decirlo abiertamente. La sociedad nos quiere meter por un camino al que no queremos ir, y se presenta todo como muy feliz, pero no es cierto".

A los hombres emo les tocan las de perder. Ellos son los que sufren más agresiones físicas últimamente y señalan que los medios de comunicación, y en especial las televisiones, ayudan a que se estigmatice al emo y sea un blanco fácil para las expresiones homofóbicas. Unas horas antes de iniciada la marcha, hay más medios de comunicación y policía que manifestantes. Todas las grandes televisiones llevan cámaras y micrófonos. "Estamos de moda", dice irónicamente Pavel. "¿Qué hace toda esta policía aquí? Ahora resulta que nos quieren cuidar" y suelta una carcajada.

El Gobierno de la Ciudad de México envió una cantidad enorme de policías para resguardar a los emos de las otras tribus urbanas, pero resulta que éstas marchan junto a los emos gritando: "Darks y emos son cultura", "abajo el Gobierno" y "pinche Gobierno fascista".

Amarillismo

Adiel, del movimiento Dark y participante en la marcha, señala: "Las grandes televisoras están aquí por el rating, vienen por la nota amarillista, pero no se la vamos a dar, ya se jodieron". Ellos, los darks, que encabezan la marcha, llevan una pancarta: "Televisa y TV Azteca, no más mentiras". Darynkayna está visiblemente molesta: "Ya basta de que nos difamen. Hace tiempo que quieren quitar el Tianguis del Chopo, y su mejor arma es dividirnos y aparentar que nos enfrentamos violentamente. Nosotros, como darks, llevamos años en el Chopo y ése es un lugar de apertura, donde todos son bienvenidos. Ahí se juntan también emos, punks y de otros grupos, pero quieren hacer ver que no y presentarlo como un lugar peligroso.

"El escenario que querían evitar los manifestantes, al llegar a unas cuadras del Tianguis Cultural el Chopo, se vuelve realidad: unas decenas de jóvenes ataviados de negro comienzan a gritar "¡putos, putos!", hay objetos que vuelan y un conato de enfrentamiento, la policía interviene y los manifestantes ya no llegan al Chopo."Pinches policías, cada vez que están hay desmadre" dice un emo. La presencia policial hizo que los agresores se enfurecieran más: "Pinches emos, son putos y hasta los cuida la policía".

Los policías que escoltaron la marcha, sin embargo, se reían burlonamente de sus protegidos. Uno de ellos, sin reparar en que había medios de comunicación, señaló a otro policía: "Yo sí soy intolerante, ve nomás estos pinches putitos".Lorena, chica emo, señala: "el Gobierno del DF se quería colgar la medalla, incluso dijeron en La Jornada que esta manifestación estaba convocada gracias al Gobierno de la ciudad, y ve nomás, que no mamen, se meten y todo se jode".

Al finalizar la manifestación, Darynkayna habló por el altavoz: "No venimos aquí a fumar ninguna pipa de la paz, porque nunca hubo enfrentamiento entre nosotros". Otro joven leyó un volante: "¿Subcultura, moda, tribu...? Como quieran llamarle, lo cierto es que entre la verdadera banda no ha existido bronca alguna".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad