Martes, 1 de Abril de 2008

Bogotá no renunciará a las operaciones militares para salvar a los rehenes de las FARC

EFE ·01/04/2008 - 14:20h

EFE - El presidente colombiano, Álvaro Uribe Uribe.

El ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, aseguró que su país no renunciará "nunca" a las operaciones militares de salvamento de los rehenes de las FARC, al tiempo que acusó a la guerrilla de no querer el intercambio humanitario de secuestrados por guerrilleros encarcelados.

En una entrevista que hoy publica el diario francés "Le Figaro", Santos aseguró que el presidente, Álvaro Uribe, "quiere que se localicen los grupos de la guerrilla que tienen a los secuestrados con el fin de rodearles" para poder negociar con ellos la liberación de los rehenes con la mediación de la Cruz Roja Internacional.

"Al tiempo, hemos dicho a las FARC que cuando quieran estamos dispuestos a negociar un acuerdo de paz", afirmó.

Sin embargo, Santos señaló que a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "no les interesa el intercambio humanitario", como demuestra el hecho de que no han comunicado la lista de guerrilleros que quieren que el Gobierno excarcele.

En cuanto a la colombo-francesa Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC en febrero de 2002 y cuyo estado de salud es grave, según varios testimonios, Santos indicó que su situación es responsabilidad de la guerrilla.

"Si sucediera lo peor, el mundo debe saber que los únicos responsables de ese drama son las FARC. El Gobierno colombiano ha hecho todo lo posible para poder preservar la vida de Ingrid y facilitar su liberación", dijo.

Para el ministro, la muerte de Betancourt sería "lamentable y muy contraproducente para las FARC" y señaló que si a la guerrilla "le queda un ápice de humanidad" deberían liberarla "inmediatamente".

Santos aseguró que el Gobierno no va a detener el combate contra las FARC a causa de los rehenes, porque tienen "la obligación constitucional de defender a los colombianos contra los daños de las FARC, que asesinan, reclutan niños, ponen bombas y minas".

El ministro negó que en la operación que causó la muerte del número dos de las FARC, Raúl Reyes, participaran efectivos estadounidenses y que su localización tuviera que ver con una llamada relacionada con las negociaciones en pos de un acuerdo humanitario.

Afirmó que las FARC tienen "bases permanentes" en Ecuador y Venezuela y destacó que el acuerdo firmado recientemente con esos países "prevé una mejor colaboración para luchar contra las bandas armadas".