Martes, 1 de Abril de 2008

La inflación se dispara al 4,6% y se aleja cualquier bajada de tipos

El IPC Armonizado toca otro récord; si el indicador se confirma sería la tasa más alta desde 1995

BELÉN CARREÑO ·01/04/2008 - 11:59h

Sorpresa. Esta fue la reacción generalizada entre los expertos ante el repunte del IPC Armonizado (IPCA) hasta el 4,6%, en marzo por encima del consenso de analistas que esperaba que la tasa se estancara en el 4,4%.

Es el nivel más alto desde 1997, cuando se creó este indicador con el que Bruselas calcula la inflación en el conjunto de la zona del euro  y que también estableció ayer un récord en el 3,5%, (ver información adjunta).

Si en España se confirma la cifra en el IPC que se conocerá la próxima semana, los precios estarían en su nivel más alto desde julio de 1995. Con la metodología que se aplica desde 1992, el récord histórico se dio en abril de 1995 cuando los precios subieron al 5,2%.

Los expertos consultados creen que estos máximos alejan cualquier posibilidad de que el Banco Central Europeo decida en su próxima reunión  del 10 de abril bajar el precio del dinero del 4% actual.

Ante esta expectativa, el euro retomó las subidas, y rozó la cota de los 1,59 dólares. El Euribor reflejó un movimiento a la baja del 0,23%, ya que su cambio oficial se fija a las 11 de la mañana, antes de que se conociera el dato de la zona del euro.

Los problemas que empujaron los precios al alza hace 13 años son muy diferentes a los actuales. El alza del crudo y del resto de las materias primas ha llevado a estos nuevos máximos.

En marzo, el crudo se mantuvo en el entorno de los 100 dólares. Pese a que el tipo de cambio juega a favor (el euro se mantuvo cerca de los 1,60 dólares en el mismo periodo) España tiene una ineficiencia energética que le obliga a consumir más petróleo que las economías vecinas.

A mayor gasto, más se traslada el alza del crudo a los productos finales. Por este motivo, David Martínez, economista de Caixa Catanlunya, señala que los alimentos elaborados también habrán incidido en el repunte.

La entrada en el euro

En 1995, el precio del crudo rondaba los 18 dólares pero España estaba fuera de la moneda única y la vertiginosa apreciación de la peseta obligó al también entonces ministro de Economía, Pedro Solbes, a devaluar la moneda. Los tipos de interés aún eran competencia del Banco de España y se situaban en niveles del 11%.

El dato pulveriza las previsiones

Los principales servicios de estudios económicos revisaron ayer al alza sus previsiones de inflación. Antes de conocer el dato, el consenso de analistas de la Fundación de las Cajas de Ahorros apuntaba que España terminaría 2008 con una inflación media del 3,6%.

Los analistas consultados (Flor de Lemus, Caixa Catalunya e Intermoney), habían subido ayer entre una y dos décimas sus previsiones por lo que el nuevo consenso podría fijar en un 3,8% la inflación media (frente al 2% fijado por Bruselas). El secretario de Estado de Economía, David Vegara, cree que a partir de abril se moderarán los precios gracias al efecto base.

Este fenómeno parte de que el precio del crudo desde el segundo trimestre de 2007 fue más elevado por lo que la diferencia es menor. Además, señaló que la ubicación de la Semana Santa en marzo (con el efecto del turismo en la cesta de la compra) ha catapultado el indicador armonizado.