Martes, 1 de Abril de 2008

Bono: católico, progresista y socialista de carné

Ex  presidente de la Castilla-La Mancha y ex ministro de Defensa, ingresó en el PSOE en mayo de 1978 tras la fusión del PSP y el PSOE

EFE ·01/04/2008 - 11:49h

El recién nombrado presidente del Cogreso, José Bono, fue ministro de Defensa del primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2006) y presidente de Castilla-La Mancha durante 21 años.

Nacido en Salobre, Albacete, el 14 de diciembre de 1950, está licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, en la especialidad de Derecho Penal.

Catolicismo progresista 

Su vocación política le llegó desde su militancia en movimientos del catolicismo progresista.

Inició su actividad profesional como abogado en el bufete de Raúl Morodo, gracias al cual ingresó en 1973 en el Partido Socialista del Interior (PSI), luego Partido Socialista Popular (PSP) de Tierno Galván.

Como abogado intervino en numerosas defensas ante el Tribunal de Orden Público. Durante el juicio por los hechos ocurridos en el despacho de abogados laboralistas de la madrileña calle de Atocha, en enero de 1977, fue uno de los abogados de la acusación particular.

30 años en el PSOE 

Ingresó en el PSOE en mayo de 1978 tras la fusión del PSP y el PSOE.

En las elecciones generales del 1 de marzo de 1979, encabezó la lista del PSOE por Albacete y fue elegido diputado, renovando su escaño en los comicios del 28 de octubre de 1982.

En abril de 1980 fue elegido miembro de la Comisión Ejecutiva regional del PSOE en Castilla-La Mancha, en el Congreso celebrado en Alcázar de San Juan, con lo que se dio por finalizado el proceso de federalización del PSOE.

Primeras autonómicas 

El 8 de mayo de 1983, concurrió en las primeras elecciones autonómicas como candidato a la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Logró el escaño, y el 6 de junio de ese año fue investido presidente del Ejecutivo regional, contando con el respaldo de la mayoría absoluta obtenida por el PSOE.

Por incompatibilidad, renunció a su acta de diputado en el Congreso.El PSOE, con Bono como candidato a la reelección, ganó por mayoría absoluta todas las elecciones autonómicas siguientes en Castilla-La Mancha (1987, 1991, 1995, 1999 y 2003).Durante el III Congreso regional de los socialistas de Castilla-La Mancha, celebrado en abril de 1988, fue elegido secretario general.

Presidente en Castilla-La Mancha 

En el XXXII Congreso del PSOE celebrado en noviembre de 1990 fue elegido secretario ejecutivo de la Comisión Ejecutiva Federal del partido.

Y posteriormente, en el IV Congreso Regional celebrado el 30 de noviembre de ese mismo año en Toledo, fue elegido presidente del PSOE en Castilla-La Mancha, cargo que renovó en el Congreso de abril de 1994 y en el que permaneció hasta junio de 1997.

Ese mismo mes, Bono fue reelegido miembro de la Ejecutiva Federal en el 34 Congreso del PSOE, en el que Joaquín Almunia resultó electo como nuevo secretario general, tras la inesperada renuncia de Felipe González a renovar el cargo.

Candidato 

En junio de 2000 anunció su candidatura a la Secretaría General del PSOE de cara al 35 Congreso Federal celebrado en julio y en el que resultó elegido José Luis Rodríguez Zapatero.

Tras las elecciones generales celebradas el 14 de marzo de 2004, en las que el PSOE logró la mayoría, José Bono aceptó ser ministro de Defensa en el primer Gobierno presidido por Rodríguez Zapatero.

Bono, que regresaba así a la política nacional tras 21 años como presidente de Castilla-La Mancha, dimitió de su cargo en las Cortes regionales y como diputado autonómico el 17 de abril de 2004, al ser incompatibles con la responsabilidad en el Ejecutivo de la Nación.

Retirada de las tropas 

Juró su cargo ante el Rey el 18 de abril. La actuación más importante de su primer año al frente de Defensa fue la retirada de las tropas españolas de Irak.

Ante la eficacia de la operación, según Rodríguez Zapatero, el Consejo de Ministros a propuesta del presidente del Gobierno, le concedió la medalla al mérito militar cuando apenas llevaba un mes de ministro. Las críticas y polémica suscitada motivó su renuncia al distintivo.

Bono y el Yak-42 

Otro aspecto relevante en Defensa fueron las investigaciones del accidente del Yak-42 ocurrido en mayo de 2003 en Turquía y que costó la vida a 62 militares que volvían de Afganistán.

Estas averiguaciones desvelaron errores y negligencias, tanto en la gestión como en la identificación de cadáveres.En agosto de 2005, otra catástrofe tuvo como protagonista a las Fuerzas Armadas españolas, cuando 17 militares murieron al estrellarse el helicóptero en el que viajaban al oeste de Afganistán.

Bono viajó al lugar del siniestro y regresó a España con los cadáveres "identificados indubitadamente", afirmó.

El titular de Defensa tuvo que hacer frente en enero de 2006 a la polémica suscitada por el teniente general José Mena Aguado, quien advirtió durante la Pascua Militar en Sevilla que las Fuerzas Armadas tendrían que intervenir si algún Estatuto de Autonomía sobrepasase los límites de la Constitución.Bono ordenó el arresto domiciliario del militar y elevó su cese al Consejo de Ministros.

Renuncia personal 

El 7 de abril de 2006, el presidente Rodríguez Zapatero anunció la primera remodelación de su Gabinete y sustituyó a Bono por el hasta entonces ministro del Interior, José Antonio Alonso.

Bono argumentó que su dimisión respondía a la decisión de "abandonar la actividad política" y dedicarse a su familia.

Meses después, su nombre fue barajado como candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid en las elecciones de 2007, sin embargo, decidió permanecer alejado de la política.