Miércoles, 19 de Febrero de 2014

El PP aprueba en solitario reducir el número de diputados en Castilla-La Mancha

La Comisión Constitucional del Congreso saca adelante la reforma del Estatuto regional con el único apoyo de los conservadores y la abstención de CiU. Las Cortes manchegas pasan de 49 a entre 25 y 35 diputados.

PÚBLICO/EFE ·19/02/2014 - 19:05h

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles, con el único apoyo del PP y la abstención de CiU, la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, por el que reducirá el número de parlamentarios autonómicos de los 49 actuales a una horquilla de entre 25 a 35 en las Cortes de la región.

El PP, que había criticado duramente la reforma del Estatuto castellanomachego en 2010 "sin consenso" porparte del aterior gobierno socialista de Jusé María Barreda, hace ahora lo que había tachado de "frustrante" en el pasado: reformarlo sin nungún apoyo parlamentario.

En defensa de esta reforma, el diputado del PP Agustín Conde ha apelado a la austeridad y ha reiterado que del mismo modo que se han pedido esfuerzos a los ciudadanos de la Castilla-La Mancha también "el poder político debe dar ejemplo apretándose el cinturón".

"El poder político debe dar ejemplo apretándose el cinturón" Conde ha insistido en que, en contra de lo que sugieren algunos grupos de la oposición, es "plenamente legal y constitucional" porque no hay en la Carta Magna "ningún artículo" que diga cuántos diputados debe tener un parlamento regional.

El PSOE critica el "miedo" a Cospedal

Por el contrario, el PSOE ha acusado a los diputados del PP de apoyar esta "manipulación política" por "miedo a contrariar" a su secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Ramón Jáuregui ha rechazado de plano una reforma que considera "antidemocrática", que supone una "jibarización" de la representación política en Castilla-La Mancha y que es abiertamente inconstitucional.

PSOE: "El PP actúa con un sectarismo impresentable"

"No es de recibo que nos peguen esta puñalada", ha denunciado Jáuregui, que ha criticado que en el próximo debate sobre el estado de la nación el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pueda reclamar consensos cuando después el PP actúa con un "sectarismo impresentable"