Domingo, 3 de Febrero de 2008

Fallece la madre de Silvio Berlusconi

EFE ·03/02/2008 - 16:50h

EFE - Foto que muestra a Rosa Berlusconi, (d), y a su hijo, Silvio Berlusconi, líder del partido de centro derecha 'Forza Italia', durante la celebración de su 96 cumpleaños en el teatro Social de la ciudad de Como, al norte de Italia. Hoy, domingo 03 de febrero de 2008, se informó que la madre de Berlusconi murió a los 97 años en Milán.

La madre del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, Rosa Bossi, falleció hoy en Milán a los 97 años de edad, informó la familia.

Doña Rosa, muy conocida por sus numerosas declaraciones en favor de su hijo, murió en su domicilio milanés poco después del mediodía y junto a su cabecera se encontraban sus hijos Silvio, Paolo y María Antonietta, así como varios nietos.

La anciana se encontraba en grave estado, debido a su avanzada edad, desde hacia varias semanas, en las que sus hijos no se han separado de su lecho.

Rosa Bossi ha fallecido un día antes que Silvio Berlusconi acuda a las consultas con el presidente del Senado, Franco Marini, a quien el Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, pidió que forme un gobierno que pueda reformar la ley electoral.

No obstante el luto, el partido de Berlusconi, Forza Italia, informó hoy de que el ex primer ministro acudirá a la cita con Napolitano y después volverá a Milán.

La madre de Berlusconi será enterrada el próximo martes en una ceremonia privada en Milán. Por su eterno descanso se oficiarán misas en diferentes ciudades italianas, entre ellas Roma, a la que se espera acuda la clase política italiana.

Doña Rosa, conocida como "Mamma Rosa", nació en 1911 en Milán. Casada con Luigi Berlusconi, tuvo tres hijos, Silvio, María Antonietta y Paolo. Secretaria de profesión, trabajó en la empresa Pirelli, hasta que abandonó el puesto para dedicarse a su marido e hijos.

Viuda desde 1989, "mamma Rosa" siempre se consideró una "mamma" con tantas otras, una "mamma italiana" para la que sus hijos eran intocables.

De carácter fuerte, sentía predilección por Silvio, el mayor, que le correspondía con todo tipo de cariños y detalles, la llamaba permanentemente y siempre estaba dispuesto a escuchar sus consejos.

Por amor a Silvio no dudó en defenderle a capa y espada frente a las críticas que recibía. Famosas son las descalificaciones que hizo de los adversarios políticos de su hijo.

Del actual primer ministro dimisionario, Romano Prodi, dijo que como se atrevían a compararlo con su hijo, "basta con verle la cara", decía.

De Francesco Rutelli (actual vicepresidente y ministro de Cultura dimisionario, del Partido Demócrata, que le disputó la presidencia del Gobierno) dijo que era "un cretino" y de un famoso presentador de televisión, Michele Santoro, muy crítico con Berlusconi, dijo que era "otro cretino, malo e ignorante".

Aseguraba que rezaba tres rosarios todos los días por su Silvio y que no entendía cómo le podrían criticar "con lo bueno que es".

"Mi hijo está cansado, abatido y ya no sabe qué más hacer por nuestra Italia, pero a cambio sólo recibe insultos", dijo en otra ocasión.

A "Mamma Rosa" le daba "mucha rabia" cuando escuchaba a la gente ofensas en contra de su hijo, pues él quiere -decía- "el bien para todo el mundo".

Hoy toda la clase política, social, empresarial, comenzando por Romano Prodi, enviaron mensajes de pésame y solidaridad a Berlusconi, que abandonará mañana por unas horas la casa familiar, donde ha sido instalada la capilla ardiente, para la reunión con Marini.