Domingo, 3 de Febrero de 2008

Los rebeldes ceden ante el Ejército de Chad

El Ejército de Chad resiste la ofensiva rebelde en las calles de la capital del país, Yamena.

ISABEL COELLO/AGENCIAS ·03/02/2008 - 19:41h

Los combates más encarnizados de las últimas horas volvieron a registrarse en los alrededores del palacio presidencial donde sigue residiendo el presidente Idriss Deby. El ministro francés de Defensa, Hervé Morin, anunció esta mañana que París ha ofrecido a Deby ayudarle a salir del país teniendo en cuenta la "situación peligrosa" que atraviesa, pero que el presidente chadiano había declinado la oferta.

Algunos testigos indicaron que tras la sorpresiva ofensiva rebelde del sábado, que provocó numerosas bajas, entre ellas la del jefe del Estado Mayor del Ejército, Daud Sumain, hoy los insurgentes se vieron obligados a replegar sus posiciones ante el empuje de las tropas leales a Deby. Soldados apoyados por helicópteros y vehículos blindados defendían sus posiciones en los alrededores de la residencia presidencial. Francia mantiene en el Chad cerca de 1.200 efectivos, encargados ahora de proteger a sus ciudadanos residentes en esa ex colonia francesa y proteger sus intereses.

Garantizar la seguridad

Según el embajador español en la capital de Gabón, Libreville, Ramiro Fernández Bachiller, hoy han llegado cinco españoles más procedentes de Chad y otros tres llegarán en las próximas horas. Cuatro empresarios permanecen en el hotel Kempinski de Yamena que no serán evacuados hasta que la seguridad en las calles lo permita.

Francia informó de que no realizarán más operaciones de este tipo en aquellas zonas donde se registren combates o que consideren peligrosas.

Luc Derlet, coordinador de operaciones de la sección luxemburguesa de Médicos Sin Fronteras (MSF) aseguró esta tarde en Libreville que en los 10 años que lleva trabajando para la organización en diversos países africanos no había vivido "un ataque de la amplitud del que se produjo el sábado en Yemena. Ni tan sorpresivo". Derlet no se atrevió a dar una cifra de muertos pero indicó que en el ataque rebelde de abril de 2006 "duró dos horas y media y provocó 600 muertos".

La diferencia con los combates del sábado es que ahora los enfrentamientos son con armas pesadas y en el centro de la ciudad, por lo que intuye que el número de víctimas será mayor. La incertidumbre se ha apoderado de Chad. La prensa extranjera ha sido evacuada, la información escasea, el teléfono está cortado y las emisiones locales fueron interrumpidas el sábado.