Domingo, 3 de Febrero de 2008

El veneno, clave para sobrevivir

Seres vivos de especies muy dispares emplean las sustancias tóxicas que inoculan a sus víctimas para defenderse de posibles agresiones

CRISTIAN BIOSCA ·03/02/2008 - 19:54h

La rana veneno de flecha, la especie más letal

Cuando se sugiere pensar en animales venenosos, inmediatamente acuden a la mente serpientes o arácnidos, cuya mera presencia es capaz de producir en muchas personas violentas reacciones de pánico; sin que, en realidad, expulsen ninguna sustancia peligrosa.

Pocos pensarán en el animal más letal que existe, la rana veneno de flecha (su ponzoña era utilizada en la punta de estas armas). Las toxinas de uno de estos pequeños anfibios podría causar la muertede 1.500 personas.

La mayoría de la gente ni siquiera sabe que existen mamíferos venenosos como lo son algunas musarañas, musgaños o el polifacético ornitorrinco, que además de sus rarezas posee unos espolones tóxicos –sólo los machos– en las patas traseras.

También existen aves venenosas, como elpitohui de Nueva Guinea, cuyo efecto mortífero es muy similar al de las ranas tropicales.

Pero al margen de estas rarezas, por regla general estas sustancias
están presentes en muchos arácnidos, algunos moluscos, insectos y en los ofidios.

La capacidad para generar dichas sustacias letales forma parte de las estrategias de supervivencia de éstas especies y, en su mayoría,
está destinada a reducir con celeridad a una presa. Armas químicas que se podrían dividir en: venenos, tóxicos y células urticantes. Su acción respecto al hombre es una respuesta defensiva o, incluso, un accidente no intencionado.

“El veneno es un bien enorme para los animales, no lo desperdician inútilmente”, asegura el responsable de la exposición Naturaleza Misteriosa en el Zoo Aquarium de Madrid, Alessandro Alviani. “Cuando hablamos de su uso como defensa nos referimos a que todas las serpientes advierten antes de morder. Las arañas arrojan pelos urticantes como primera medida y sólo usan el veneno si se intenta cogerlas. En los anfibios es un sistema defensivo, y en el 95% de los casos poseen avisos cromáticos que indican su toxicidad. Pero la primera defensa de un animal es escapar”.

Aunque la carne de estos animales es, en ocasiones, despreciada por resultar tóxica, muchas otras se considera un manjar, como en el caso del fugu o pez globo japonés. La preparación de este pescado debe ser muy cuidadosa, pues acumula una de las toxinas de origen animal más poderosa: la tetrodotoxina, 10.000 veces más potente que el cianuro.

Alviani asegura que en la actualidad es muy raro que haya muertes por animales venenosos, pues se cuenta con remedios muy eficaces: “En el zoo, ha habido mordeduras pero se han resuelto gracias a los antídotos, que mejoran al paciente en el 99% de los casos. En EEUU, con las serpientes de cascabel que hay, creo recordar que se dan unos 200 ataques, pero solo tres o cuatro muertes al año”.

En nuestro mismo territorio existen varias serpientes venenosas, como la culebra de cogulla o la bastarda, pero resultan prácticamente inofensivas por la ubicación de sus dientes y la baja potencia de su veneno.

Las tres especies de víboras presentes en la Península sólo podrían matar si mordieran a niños, ancianos o enfermos. Igual sucede con los escorpiones, con un veneno muy potente, pero lo inoculan en poca cantidad.

“Todas las arañas son venenosas,–recuerda Alviani– pero hay muy pocas que puedan atravesar nuestra piel o posean un veneno lo bastante potente”. Entre ellas, sólo las tarántulas ibéricas del género Lycosa podrían causar alguna molestia.

Un desafortunado encuentro con alguno de estos animales podría tener como consecuencia la “hinchazón de la zona donde se produjo la picadura, dolor, un poco de fiebre tal vez, algún vómito, pero nada más. En dos o tres días los síntomas desaparecen”.

Según el Ministerio de Sanidad, entre los años 2000 y 2005 se registraron en España 33 fallecimientos por contacto traumático con animales o plantas venenosos, donde los más peligrosos resultaron ser las avispas, abejas y avispones. En ese periodo no se registró una sola muerte por mordedura de serpiente.

Los animales tóxicos más peligrosos del mundo

La rana veneno de flecha encabeza la lista de animales más ponzoñosos, pues posee una de las toxinas más peligrosas de todo el reino animal. Entre los reptiles, las serpientes más venenosas son las marinas, mientras que la serpiente terrestre más dañina es la taipán del interior, de Australia, que tiene, en una sola mordedura, sustancia activa suficiente para matar a 100 personas.

Los peces piedra, en el Pacífico, son también enemigos temibles, al igual que la araña del banano brasileña. Otros seres a tener en cuenta son la avispa de mar, un tipo de medusa, el pulpo de anillos azules, o los gasterópodos del género Conus.