Domingo, 3 de Febrero de 2008

Los palestinos vuelven a estar encerrados en Gaza

La Policía egipcia cerró ayer la frontera de Rafah después de once días de éxodo de ida y vuelta de cientos de miles de palestinos.

EUGENIO GARCÌA GASCÓN ·03/02/2008 - 19:04h

La Policía egipcia cerró hoy la frontera de Rafah después de once días de éxodo de ida y vuelta de cientos de miles de palestinos que acudieron a Egipto a comprar provisiones para hacer frente al bloqueo casi completo que Israel impuso sobre la franja de Gaza hace siete meses.

La Policía egipcia tendió alambradas de espino en el único paso que permanecía abierto y ordenó a todos los palestinos que siguen en Egipto, unos 10.000, a que regresen inmediatamente a Gaza.

En la operación colabora la Policía de Hamás, que impide a los palestinos acercarse al paso fronterizo y que en alguna ocasión se ha visto forzada a utilizar la fuerza.

Fuentes políticas de Hamás indicaron que el cierre es “temporal” y que existe un acuerdo con Egipto para reabrir la frontera de Rafah en los próximos días.

Sin embargo, en El Cairo desmintieron este extremo y señalaron que todo dependerá de la actitud del responsable de la política exterior de la UE, Javier Solana, quien ayer se entrevistó con las autoridades egipcias.

Parece imposible que la UE dé el visto bueno a la reapertura de Rafah sin contar con la aprobación israelí, y ésta será aun más difícil de obtener.

Israel desea que la frontera se abra observando los términos del acuerdo de 2005 que daban el control de la misma a la Autoridad Palestina del presidente Mahmud Abás. Ni Israel ni Abás están dispuestos a que sea Hamás quien se haga cargo de la frontera.

Mahmud al-Zahar, uno de los líderes más destacados de Hamas, insistió en que el cierre es “temporal”, dando a entender que si la frontera no se abre en un futuro próximo Hamas podría tomar cartas en el asunto y repetir la operación del pasado 23 de enero, en la que voló el muro fronterizo en varios puntos.

Públicamente, los egipcios se han comprometido a que algo así no vuelva a pasar. “Egipto no permitirá una repetición de lo que ocurrió, porque tiene una frontera, un territorio y una soberanía, y tiene derecho a preservarlas”, dijo ayer un portavoz del Gobierno.

Desde el 23 de enero la Policía egipcia ha detenido a 17 palestinos en la península del Sinaí que iban armados o portaban explosivos. El sábado la policía arrestar a dos palestinos con explosivos que aparentemente se dirigían a los balnearios que hay en el sur del Sinaí con la intención de cometer un atentado.