Sábado, 2 de Febrero de 2008

París organiza la evacuación y refuerza el contingente militar ante la incertidumbre en Chad

EFE ·02/02/2008 - 12:03h

EFE - El presidente chadiano, Idriss Deby, durante una rueda de prensa.

El Gobierno francés procedió hoy a ampliar su continente militar en Chad y a preparar la evacuación de occidentales ante la incertidumbre generada por los combates que se desarrollan en Yamena entre fuerzas rebeldes y tropas leales al presidente chadiano, Idriss Déby.

Los rebeldes entraron hoy en la capital chadiana después de que durante varios días sus columnas recorrieran parte del país sin apenas resistencia y el hecho ha extendido la preocupación en los países occidentales.

Por eso la embajada de Francia en Yamena dispuso hoy que unos setecientos ciudadanos franceses y comunitarios se reunieran en varios edificios de Yamena a fin de tenerles controlados y protegidos con fuerzas del contingente militar francés desplegado en Chad.

En los dos últimos días cerca de trescientos soldados franceses destinados en el Congo han pasado a reforzar el contingente en Chad, que supera ya los 1.400 militares.

Al mismo tiempo, el Ministerio francés de Defensa anunció hoy el envío de un avión del Ejército del Aire para proceder a la evacuación de quienes deseen dejar el país africano.

Estaba previsto que el primer vuelo con destino a Libreville, en Gabón, tuviera lugar a últimas horas de la tarde o incluso ya entrada la noche, en función de si las circunstancias permitían un fácil acceso de los evacuados hasta el aeropuerto de Yamena, no muy distante del centro de la capital.

Chad fue colonia francesa hasta que consiguió la independencia en 1960, pero los diferentes Gobiernos de París han mantenido influencia y, en especial, han sido aliados de Idriss Déby desde que tomó el poder en 1990 tras desalojar a Hisene Habré.

Aunque la relación entre ambos países ha tenido momentos de tensión - el último con motivo de la detención, a finales de 2007, de los integrantes de la ONG El Arca de Zoé que querían sacar de Chad a 103 presuntos huérfanos de la región sudanesa de Darfur - Francia mantiene soldados.

La misión de los soldados franceses es prestar apoyo logístico y de información al Ejército regular chadiano, pero no intervenir con apoyo militar directo.

Queda la incógnita de cómo la columna rebelde, integrada por más de doscientos vehículos y unos dos mil efectivos, pudo avanzar hasta las cercanías de Yamena sin encontrar resistencia, en especial porque el contingente francés dispone de instrumentos para controlar ese tipo de movimientos.

Un efecto secundario del asedio rebelde a Déby es la dificultad de la operación militar humanitaria que la Unión Europea (UE) quiere llevar a cabo para proteger a centenares de miles de personas afectadas por el drama de Darfur (Sudán) y que han buscado refugio en campos de Chad y la República Centroafricana.

Desde los micrófonos de Radio France International el ministro chadiano de Exteriores, Ahmed Alami, acusó hoy a Sudán de apoyar la ofensiva rebelde contra Déby para impedir el despliegue de la misión EUFOR.

Francia es una de las principales valedoras de esa misión, cuyos primeros pasos en forma de la llegada de soldados irlandeses y austríacos a África han tenido que ser aplazados debido a los combates de estos días, aunque Bruselas insiste en que la operación no se va a suspender.

El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, expresó hoy la condena de la UE a la ofensiva rebelde contra el régimen de Deby.