Sábado, 2 de Febrero de 2008

Odinga renuncia a acudir a la justicia por "estar controlada por el gobierno"

EFE ·02/02/2008 - 19:59h

EFE - El líder del Movimiento Democrático Naranja (ODM) y candidato opositor a la Presidencia keniana, Raila Odinga.

La oposición keniana reiteró hoy que no tiene intención de recurrir ante la justicia por las irregularidades registradas en las elecciones de diciembre pasado, porque duda de la imparcialidad del poder judicial.

"La justicia está controlada por el Gobierno", afirmó el líder del Movimiento Democrático Naranja (ODM) y candidato opositor a la Presidencia keniana, Raila Odinga, en una rueda de prensa que ofreció hoy en Nairobi.

Odinga salió al paso del discurso que el presidente de Kenia, Mwai Kibaki, pronunció en la cumbre africana que se celebró esta semana en Adis Abeba y en el que dijo que todas las dudas sobre los comicios deben ser resueltas ante la justicia.

Kibaki, en el poder desde el 2002, fue reelegido en las elecciones del 27 de diciembre pasado, pero la oposición asegura que fue gracias a un millón de votos fraudulentos.

Observadores electorales internacionales denunciaron la existencia de irregularidades en la votación y pusieron en duda la credibilidad del escrutinio.

Odinga recordó que, en 1995, llevó hasta los tribunales al actual ministro de Interior, George Saitoti, por el escándalo financiero llamado Goldenberg.

"Entonces Kibaki ordenó a los jueces que declararan inocente a Saitoti, archivaran el caso y emitieran una sentencia por la que no se puede juzgar al ahora ministro por ese caso nunca más", agregó.

Para Odinga el control férreo de las autoridades sobre las instituciones impide a su partido presentar denuncias contra el "deliberado amaño de unos comicios" cuya victoria se atribuye el ODM.

Odinga convocó la rueda de prensa para salir al paso de esas y otras declaraciones de Kibaki durante la cumbre africana, en las que también acusó al ODM de ser responsable de la ola de violencia que sufre el país y que ha causado más de 800 muertos.

El dirigente opositor, acompañado por la casi totalidad de la plana mayor del partido, reiteró que el ODM no abandonará las negociaciones que lleva a cabo con el Gobierno, con la mediación del ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

El líder de la oposición acusó al gobierno keniano de lanzar una "limpieza étnica" en la región central del país, feudo del presidente Kibaki.