Sábado, 2 de Febrero de 2008

La exposición "Bodies" llega a Madrid y no deja indiferente a los primeros visitantes

EFE ·02/02/2008 - 19:28h

EFE - La exposición de cadáveres reales "Bodies. El cuerpo humano como nunca lo has visto", que se ha abierto hoy al público en Madrid, no ha dejado indiferente ni ha defraudado a los primeros visitantes, que han tenido la oportunidad de explorar los misterios de su propio cuerpo.

La exposición de cadáveres reales "Bodies. El cuerpo humano como nunca lo has visto", que se ha abierto hoy al público en Madrid, no ha dejado indiferente ni ha defraudado a los primeros visitantes, que han tenido la oportunidad de explorar los misterios de su propio cuerpo y de su existencia.

La muestra, que llega a Madrid tras su paso por ciudades como Barcelona (dónde se ha prorrogado debido al éxito alcanzado), Londres, Nueva York, Sao Paulo, Lisboa o Atlanta, exhibe 11 cuerpos humanos reales completos y más de 260 órganos.

En declaraciones a Efe, el director de la exposición, José Cardoso, cifró en 430 los visitantes durante las tres primeras horas de apertura, una cifra que cubre las previsiones, que sitúan en 18.000 las visitas totales en los tres meses que permanecerá abierta.

Destacó que el objetivo es mantener la calidad de la muestra, para lo cual se controla electrónicamente el número de accesos, con el fin de que no haya más de doscientos visitantes a la hora.

¿"Cabe tanto aquí dentro?, imposible"? es el comentario que Roberto, un chaval de 14 años, ha dejado plasmado en el libro que invita a los visitantes a compartir sus sentimientos tras recorrer la muestra.

Una madre, que acudió junto a su hijo de ocho años, aseguró que la exposición es muy didáctica, mientras que al niño lo que más le gustó fue tocar un cerebro.

Los visitantes pueden palpar no sólo este órgano, sino también un corazón o un pulmón, una posibilidad que se ofrece al final del recorrido.

A Laura, una niña de ocho años, que acudió con sus padres y sus dos hermanos, lo que más le impresionó fue la diferencia entre un pulmón sano, de color más claro, y otro enfermo de cáncer, ennegrecido.

Los organizadores han aprovechado la ocasión para hacer campaña en contra del tabaco y, así, junto a las vitrinas de los pulmones, han colocado un cartel con el mensaje "Abandona tus cigarrillos en esta sala y deja de fumar ahora" y una urna en la que algunos visitantes depositaron sus paquetes de tabaco.

María Juana, de 84 años, que fue con su hija Nieves, se mostró encantada con la exposición a la que había acudido con cierto temor, ya que "no a todo el mundo le gusta ver el cuerpo desguazado".

Lo que más le gustó "como madre" fue ver los fetos que se exhiben en una sala, en la que antes de acceder se advierte al visitante del impacto que puede sufrir.

"Además, he visto muchas roturas que tengo yo y me ha gustado verlas", dijo María Juana, quien recomendó la visita a todo el mundo.

Irene y Maite, dos estudiantes de Ingeniería de 22 y 23 años, la encontraron muy interesante y coincidieron en destacar la espectacularidad de los vasos sanguíneos.

Otro visitante, Carlos, natural de Sevilla, dijo que se llevaba una sensación de "profundo conocimiento" y también un "poco de desasosiego por ver todo lo que tenemos por dentro en cuerpos que han tenido una vida, un recorrido y una trayectoria".