Sábado, 2 de Febrero de 2008

El Gobierno reprocha al Vaticano la actitud de los obispos españoles

Y. GONZÁLEZ/AGENCIAS ·02/02/2008 - 18:20h

No hay duda de que los ecos de la polémica desatada tras el documento de la Conferencia Episcopal de cara a la cita electoral del 9-M ya habían llegado al Vaticano. Pero el Gobierno trasladó el viernes su queja de manera oficial. Así lo manifestó el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, durante una visita a Rute (Córdoba).

Según relató, había mantenido conversaciones con el embajador en la Santa Sede, Francisco Vázquez, quien , a su vez, remitió a Fernando Filoni, sustituto para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado del Vaticano, "el sentimiento de perplejidad y sorpresa " por la postura de los obispos.

El titular de Exteriores mostró el deseo del Gobierno español de mantener una buena relación con el Vaticano, pero aseguró sentirse "indignado y perplejo" por una actitud que no cree que pueda entender ningún católico del siglo XXI.

Tras mostrar su preocupación por el empleo político que los obispos hicieron del terrorismo, destacó lo alejados que éstos están de los católicos españoles. "Es una jerarquía integrista, fundamentalista, neoconservadora", dijo.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró tajante sobre el tema en la primera parte de una entrevista publicada por la edición digital del diario gratuito 20 Minutos. El líder del PSOE dijo que existe "un contrato entre el PP y el sector más duro y radical de los obispos". También tuvo palabras para la Cope: "El entorno pseudointelectual de la emisora de los obispos manda ya en el PP y quiere mandar en España".

Pese a la dureza del discurso de los obispos, a Zapatero no se le pasa por la cabeza "privarles de la financiación". Un día antes de que se publicara esta entrevista, Zapatero consideró en un acto del grupo Prisa que la actitud de la Conferencia Episcopal va a abrir un debate sobre las relaciones Iglesia-Estado.

Un cambio de rumbo

Los Cristianos Socialistas hicieron público ayer un comunicado en el que lamentan la actitud de los obispos en "una de las mejores legislaturas para la Iglesia católica". Apostaron por "corregir el rumbo que algunos quieren imprimir a la Iglesia". A juicio de Carlos García de Andoin, el coordinador federal de Cristianos Socialistas, entrar en política no está entre las misiones de la Iglesia.

Opinión similar comparte José María García-Mauriño, de Cristianos por el Socialismo. "El hecho de que den orientaciones políticas resta credibilidad a los obispos y emplear el terrorismo como arma política no me parece correcto", explicó.

Mientras, la cúpula episcopal española sigue enrocada en el enfrentamiento. El obispo de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez, solicitó al presidente Zapatero que "no utilice a los obispos para agitar a las masas", porque "puede tener efectos perjudiciales para el equilibrio del país". Sánchez insistió en que el presidente "no tiene razón cuando dice que hemos entrado en política".

 

Así lo ven los nuestros 

'El octavo mandamiento', por JESÚS MARAÑA

"Los obispos han caído en la tentación de usar el terrorismo"

'Soy anticlerical', por JAVIER ORTIZ

'El PSOE responde a los obispos', por MANEL FONTDEVILA

'Misasuntos', por SANTI ORÚE

'Mis obispos y otros animales', por ANÓMALO INVISIBLE

Noticias Relacionadas