Sábado, 2 de Febrero de 2008

«Después de los Goya no voy a estar disponible»

Rubén Romero ·02/02/2008 - 17:05h

Juan Antonio Bayona, director de El orfanato junto con su actriz principal, Belén Rueda.

'El orfanato' gustará más o menos, pero ha sido la sensación del año y, para muchos, el salvavidas de una industria que en 2007 ha hecho aguas. Poco importa que se haya quedado fuera de los Oscar. El sueño americano de su director, J. A. Bayona (Barcelona, 1975), se ha cumplido después de que casi cuatro millones de espectadores (según el Ministerio de Cultura, en guerra de cifras con Telecinco) hayan acudido a ver la inquietante historia de Laura (Belén Rueda).

Premio suficiente y merecido para alguien que, mientras grababa vídeos musicales para OBK y Camela, veía una y otra vez las obras maestras ¿Quién puede matar a un niño? y La residencia, de su admirado Chicho Ibáñez Serrador.

Los premios tienen algo de arbitrario y malévolo. ¿Cuál es tu opinión cuando optas a uno que no tiene tu adorado Chicho?
Me acuerdo de Tarantino cuando dijo que sólo hay una lista
más prestigiosa que la de los directores con Oscar: la de
los que no lo han ganado.

¿Te ha sabido a derrota no haber sido seleccionado por la Academia estadounidense?
No hubo una gran decepción porque no quisimos ilusionarnos en exceso. Era muy difícil. En todo caso, la indignación de los medios americanos e incluso de Hollywood demuestra que la decisión de la Academia Española no era tan descabellada.

Te declaras agotado de tanta promoción. ¿Ya te has hecho a la idea de lo que te espera si arrasas en la gala?
Tengo un rodaje dos días después de la ceremonia. Lamentablemente no voy a estar muy disponible para entrevistas.

También estás cansado de comparaciones del tipo "el nuevo Amenábar"...
Me hace gracia aquellos que nos comparan por compartir elementos clásicos del género que llevan ahí 300 años. Lo que pasa es que hay mucha gente, y mucho crítico, que no lee o directamente no ve cine de hace más de 15 años.

Tu éxito internacional recuerda al de ‘La marca del Hombre Lobo', de Enrique López y Paul Naschy, en 1968. A pesar de ello, ¿por qué está mal visto el cine de género?
Da la sensación de que un discurso determinado, ciertos valores humanos o históricos avalan más un premio que la propia calidad de la película. ¿Es mejor Gandhi que E.T.? Hagan memoria y piensen cuál se llevó el Oscar a Mejor Película.

El filme opta a catorce cabezones. ¿Emocionado?
Ésta es una película con muchos debutantes. Una nominación es un gran impulso para hacer más películas, que es realmente lo que queremos. Me emociona pensar que he puesto mi granito de arenapara que mucha gente pueda labrarse una carrera.

¿Eres consciente de que es la primera vez que una producción barcelonesa tiene tanta repercusión?
Cuando estudiaba, un conocido director catalán dio una charla sobre la maldición del cine catalán y nos dijo que nunca llegaríamos a ser nadie, que llevaba años oyendo eso del relevo generacional pero que nunca se producía... Yo pensé que mejor que se pusiera a trabajar y se dejase de tonterías.

‘El orfanato' se fraguó en un festival de cortos, cuando Sergio G. Sánchez te pasó un primer guión. ¿Puedes acudir ahora al cine con tranquilidad sin que hordas de jóvenes te atosiguen?
Me encantaría poder leer todos los guiones que me envían, pero me es imposible por tiempo. Que me envíen sinopsis, tratamientos, pero no guiones. Que la gente no se corte.

Amenábar perdió uno de sus Goya por ‘Los otros' durante la celebración. Vas a tomar alguna medida, por si acaso?
Obviamente, la primera será no dejar a Amenábar vigilando los premios.

¿Qué da más miedo: ‘El orfanato', la gala de los Goya o ‘Escenas de matrimonio'?
El Orfanato. O eso espero.