Sábado, 2 de Febrero de 2008

Lamela se explica: "No podía consentir que se pusiera en peligro la vida de ningún paciente"

El Consejero de Transportes de Esperanza Aguirre dice que su gestión fue impecable, pese a haber acusado a los médicos del Severo Ochoa de practicar sedaciones ilegales.

"No tengo que pedir perdón a nadie"

Sentencia del 'caso Leganés'

·02/02/2008 - 13:41h

 

El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, ha afirmado este sábado en su reaparición pública que su actuación respecto al caso del Hospital Severo Ochoa fue "impecable" y que en todo momento se atuvo "a la legalidad vigente y al respeto a los profesionales, incluido el doctor Montes".

Lamela, que visitó unas cocheras de metro de Madrid, ha destacado que volvería a actuar de la misma manera, porque lo único que hizo como consejero fue remitir una denuncia a la Fiscalía a la luz de los informes de expertos que consideraban que en el centro hospitalario se producían sedaciones irregulares y una tasa de mortalidad excesiva en las urgencias.

Por otro lado, ha asegurado que no comprende cómo alguien puede decir que es "irresponsable" haber sustituido al doctor Luis Montes como coordinador de las Urgencias, puesto que como consejero de Sanidad "no podía consentir que se pusiera en riesgo la vida de algún paciente".

Noticias Relacionadas