Sábado, 2 de Febrero de 2008

Acuerdo para nada en Kenia: 44 muertos en un día

AGENCIAS ·02/02/2008 - 12:30h


El acuerdo alcanzado ayer entre Gobierno y oposición con la mediación de Kofi Annan no ha servido para nada. Cuarenta y cuatro personas murieron en el oeste de Kenia en enfrentamientos entre etnias rivales y a manos de la policía en las últimas 24 horas, según un nuevo balance facilitado por la policía.  "Siete personas han muerto en (la localidad de) Kapsoit" en la noche del viernes al sábado, declaró un comandante de la policía local, que pidió el anonimato.

Según la misma fuente, "muchas otras personas han muerto en unas plantaciones de té" durante una confrontación entre la policía y una masa de unas 2.000 personas. Estas siete nuevas víctimas elevan a 44 el balance de muertos en el oeste de Kenia en las últimas 24 horas. Con anterioridad, un comandante de la policía en la provincia de Nyanza (oeste) hizo un recuento de ocho muertos en Nyamira.

La víspera, otras ocho personas fueron asesinadas a machetazos o mediante flechas envenenadas en la misma zona de Nyamira. "Seis más han muerto en Chepilat (localidad vecina); entre ellas dos por disparos de la policía y cuatro a machetazos. También murieron tres personas a golpe de machete en Manga", no lejos de ese lugar, añadió el comandante de policía.

Además, en Ainamoi, "ocho personas murieron ayer (viernes) y dos durante la noche", dijo un jefe de la policía local, Japheth Daido. El viernes, un hombre murió al recibir disparos de la policía en Kisumu, mientras que un policía falleció al ser atacado en Ainamoi por una masa de 3.000 personas armadas de arcos, flechas y machetes.

Asimismo, una iglesia fue incendiada en la noche del viernes al sábado en la ciudad de Eldoret (oeste), anunció la policía local, que no lamentó víctimas. Se trata de la segunda iglesia incendiada en la zona de Eldoret, tras la quema de otro templo en la localidad de Kiambaa el 2 de enero, en el que 35 personas murieron abrasadas vivas en el interio.

La ola de violencia político-étnica desatada tras la elección presidencial del 27 de diciembre, amañada según la oposición, ha dejado un balance de cerca de 1.000 muertos y entre 250.000 y 300.000 desplazados.

Así lo ven y lo dibujan los nuestros 

'Kenia', por MEDINA

'La violencia noes espontánea', por ISHBEL MATHESON