Viernes, 1 de Febrero de 2008

Zapatero replica a los obispos que no aceptará que utilicen el terrorismo en campaña

EFE ·01/02/2008 - 22:40h

EFE - El presidente del Gobierno y candidato del PSOE en las próximas elecciones generales, José Luis Rodríguez Zapatero (c) saluda al público al comienzo del acto que celebra esta noche el PSOE en el pabellón Remedios de Orense.

El presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechó hoy un mitin del PSOE en Orense para replicar a la Conferencia Episcopal asegurando que "no tiene derecho" a utilizar el terrorismo en campaña, y "si no se lo hemos aceptado a Rajoy, tampoco se lo vamos a aceptar a los obispos".

Después de que ayer, durante la cumbre bilateral hispano-alemana, asegurara que en cuanto conociera el contenido de la nota de los obispos con motivo de las elecciones generales se pronunciaría, Zapatero ha replicado a la Conferencia Episcopal en los primeros minutos del mitin.

"Los obispos tienen derecho a pedir el voto para el PP, pero esta vez han ido más allá, han caído en la tentación de usar el terrorismo en campaña electoral, y a eso no tienen derecho. Y si no se lo hemos aceptado a Rajoy, tampoco se lo vamos a aceptar a los obispos", subrayó.

El jefe del Gobierno destacó que "la esencia de una convivencia libre es que todo el mundo se sienta libre; la esencia de una convivencia democrática es que se respeten todas las creencias; la esencia de una libertad profunda y auténtica es que nadie, nadie, intente imponer ni su moral ni sus creencias, y se respeten todas".

Zapatero arremetió también contra el PP por utilizar el terrorismo como emblema de su oposición y por vaticinar catástrofes durante cuatro años como que España o la familia se rompe.

"Vamos a ver qué se rompe después del 9 de marzo", advirtió, tras afirmar que la única catástrofe que no ha vaticinado el PP "es la que van a tener el 9 de marzo".

El presidente del Gobierno expuso como principios de su partido la igualdad, la tolerancia y el diálogo, y subrayó que dialoga y es tolerante "quien es fuerte, quien no tiene miedo a convencer o a ser convencido", y "no dialoga y descalifica quien es débil y quien tiene miedo a ser convencido porque sus argumentos no son fuertes".

Además, lamentó las críticas del PP a la promesa socialista de devolver 400 euros a los contribuyentes, que "no les ha gustado nada, seguramente porque no se les ha ocurrido nada para los ciudadanos en cuatro años", y arremetió contra el número dos de los populares en la candidatura de Madrid, Manuel Pizarro.

"Quiero escuchar a quien pretende llevar la economía de este país por la derecha, a Pizarro, que diga públicamente si le parece mucho y negativo que los trabajadores en España ganen al menos 800 euros al mes; que lo diga públicamente, para que se enteren todos los ciudadanos", retó.

Zapatero recordó que durante estos cuatro años la economía ha crecido por encima de la media europea, y el Estado ha ahorrado "para tener una hucha fuerte".

"Es precisamente esa política de crecer, ahorrar y repartir la que nos hace fuertes", añadió, antes de subrayar que ante las dificultades económicas y las turbulencias financieras "que vienen de la administración y economía norteamericana" en España "estamos fuertes, seguros, hemos ahorrado y podemos ayudar a aquellos que lo puedan necesitar".

Zapatero estuvo acompañado en el acto por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; los cabezas de lista por Ourense y La Coruña, los ministros Elena Espinosa y César Antonio Molina, respectivamente; y el alcalde de la ciudad, Francisco Rodríguez, en el pabellón Os Remedios, al que acudieron más de 4.000 simpatizantes y varios centenares se quedaron en la calle por falta de aforo.

Durante el acto -al que también acudió el secretario de Organización del PSOE, José Blanco- un grupo de manifestantes que pedían la modificación del trazado de la autovía A-76 (que enlazará Ponferrada y Ourense) interrumpieron en un par de ocasiones las intervenciones con gritos para reclamar que la carretera discurra por la orilla orensana del Sil y no por la lucense.

Emilio Pérez Touriño, en su intervención, dijo que actuar "al dictado de los obispos reaccionarios y de los locutores más tronados no tiene premio" y que los ciudadanos no pueden permitir "que Ana Botella sea directora general del Ministerio de la Mujer o que tiburones financieros como Pizarro dicten las políticas sociales".

Touriño comparó a Mariano Rajoy con el personaje de dibujos animados "Pierre No-doy-una", ya que "ni España está en crisis, ni se rompe, ni la familia de derrumba", ni los españoles "van a decidir volver atrás con el PP".

Elena Espinosa, por su parte, recordó que durante esta legislatura se ha invertido en Orense "cinco veces más" que durante el último Gobierno de José María Aznar, para el que la provincia "no existía".