Viernes, 1 de Febrero de 2008

Microsoft quiere sumar Yahoo a sus tropas para combatir el liderazgo de Google

EFE ·01/02/2008 - 14:21h

EFE - Imagen del logo de Yahoo proyectado en un cartel en Times Square, Nueva York, Estados Unidos. En la parte superior, una pantalla informativa en la que aparece el nombre de Microsoft.

En su intento por mantener el liderazgo informático mundial, Microsoft decidió hoy ofrecer 44.600 millones de dólares para comprar Yahoo y aumentar así considerablemente sus tropas en la batalla que mantiene por el negocio publicitario en internet, controlado por el omnipresente Google.

El líder indiscutible entre los computadores personales, gracias a la presencia de Windows en el 90 por ciento de los que hay en todo el mundo, quiere serlo también en el acceso a internet y en la publicidad que allí se mueve, un mercado que en tres años podría duplicarse y generar más de 80.000 millones de dólares.

El presidente y fundador de Microsoft, Bill Gates, ha optado para ello por aprovechar el bajo momento en que se encuentra Yahoo, un "clásico" entre los buscadores de internet, que esta misma semana anunció su primer recorte de plantilla desde la crisis tecnológica de 2001.

Microsoft está dispuesto a ofrecer a los accionistas 31 dólares por unos títulos que el jueves cerraron a 19 dólares, una oferta que algunos analistas consideran "desesperada".

"Hoy este mercado está controlado por un sólo operador. Juntos, Microsoft y Yahoo pueden ofrecerle una alternativa competitiva", reconoció hoy abiertamente el consejero delegado del gigante informático, Steve Ballmer, en referencia a Google en una conferencia con analistas.

Ballmer reconoció también que ayer mantuvo contactos con su homólogo en Yahoo, Jerry Yang, quien no ha tardado en reaccionar y frente a su anterior oposición férrea a una fusión con Microsoft, difundió hoy un comunicado en el que aseguraba que estudiaría detalladamente la propuesta y que contestaría cuanto antes.

Con esta operación, la empresa del segundo hombre más rico del mundo ganaría terreno en un nicho de mercado dominado por Google y diversificaría sus fuentes de ingresos.

Yahoo ofrece el atractivo de contar con una gigantesca base de clientes que usa su portal y su correo electrónico, con 500 millones de usuarios únicos y 4.000 millones de páginas vistas al día.

Además, sus visitantes suelen quedarse mucho más tiempo en su portal que los de Google, que lo usan más bien para enlazar con otras páginas.

Microsoft lleva más de un año buscando esta fusión así, pero hasta ahora Yahoo se había opuesto alegando que podía hacer frente solo a la competencia que suponía Google, una empresa que con apenas diez años es el buscador más utilizado.

Aunque cada vez es más evidente que entrar en el universo Microsoft es una de las mayores garantías de éxito en un momento en que la competencia en el sector es feroz, los analistas no se ponen de acuerdo en si esta operación será beneficiosa para ambas.

Mientras algunos especialistas, como John DiFucci, de Bear Stearns, advierten que "tendrá un efecto financiero negativo en las cuentas durante varios años", otros como Inran Kahn, de J.P. Morgan, creen que los accionistas de Yahoo deben aceptar la oferta.

"Creemos que con la competencia que hay en el sector de los buscadores, Yahoo está mejor dentro de una gran empresa con un balance robusto y experiencia tecnológica", según Kahn.

Steve Ballmer dijo en una conferencia con analistas: "estamos muy, muy seguros de que éste es el camino correcto tanto para Microsoft como para Yahoo".

"Tenemos gran respeto por Yahoo. Juntos podemos ofrecer un creciente y apasionante conjunto de soluciones para los consumidores, editores y anunciantes mientras mejoramos nuestro posicionamiento para competir en el mercado de los servicios en línea", añadió.

Un día antes de que se hiciera publica la oferta, el banco de inversión Goldman Sachs ya aseguraba que para Microsoft empezaba a ser "imperiosa" la necesidad de una operación así si quería arañar cuota de mercado en el negocio de la publicidad online.

"Dados los recientes descensos en los resultados y la cotización de Yahoo, creemos que ha llegado el ahora o nunca para esa proposición", explicó Goldman Sachs.