Viernes, 1 de Febrero de 2008

La venta de automóviles se colapsa en la cuesta de enero

Un 2,5% menos de ventas en el conjunto de los dos últimos meses. Las matriculaciones bajan el 12,7%, aunque con diciembre se suaviza la caída.

A. M. VÉLEZ ·01/02/2008 - 21:57h

Las ventas de coches cayeron un 12,7% en enero. Es el peor dato para ese mes en quince años y el mayor descenso porcentual desde junio de 2002 (17,4%). El mercado no caía por encima de dos dígitos desde abril de 2006 (10,7%). El dato introduce el pesimismo en un sector muy sensible al clima económico aunque su explicación está relacionada con varios factores.

Algunas razones de la caída son coyunturales, como el fin del Plan Prever (que promovía la renovación del parque automovilístico) y la nueva fiscalidad, que encarece los vehículos más potentes y que en diciembre adelantó la compra de todoterrenos y coches de lujo. Estos segmentos han caído el 35%. Algunas marcas de alto nivel como Rolls Royce se han quedado este mes a cero.

Los inminentes cambios fiscales y las automatriculaciones (altas de las propias marcas para cumplir sus objetivos anuales) hicieron del de 2007 el mejor diciembre de la historia, con un repunte del 6,3%.

Si se suma diciembre y enero, con lo que se compensa en parte la distorsión de las ventas, la caída interanual se reduce al 2,4%, más en línea con la evolución del consumo y con la reciente tendencia del mercado.
Los principales fabricantes eludieron valorar ayer las cifras hasta analizarlas en profundidad y se remitieron a la opinión de su patronal, Anfac.

Su director general, Luis Valero, admitió que el dato “no es bueno”. El sector esperaba un mayor repunte de las ventas de coches más pequeños, que acaparan el 70% del mercado, dado que, con la nueva fiscalidad, están exentos de impuestos por ser menos contaminantes.

Repunte parcial 

Y las ventas han repuntado, pero sólo en parte: el segmento de vehículos medio-bajo creció en enero un 5,9% y el micro, un 2,8%. Todos los demás (incluido el medio-alto y el pequeño) cayeron.

Entre los factores no coyunturales que explican la caída de las ventas están el alza del coste de la vida, la subida de los tipos de interés y el empeoramiento del clima económico, que han hecho mella en el consumo privado. Las compras de los particulares, que ya cayeron un 2,5% en diciembre, han retrocedido en enero un 3,7%.

El batacazo de enero podría haber sido mayor, ya que a mediados de mes las principales asociaciones pronosticaban caídas del 18%. El salvavidas ha sido el fuerte crecimiento (36,9%) de las compras de las empresas de alquiler, que han adquirido 10.300 coches, 2.800 más que la media de los últimos cinco años. El motivo es que la Semana Santa se adelanta este año.
A medio plazo, Anfac mantiene la previsión que hizo a finales de octubre, que pronostica una caída del 2% en 2008.