Viernes, 1 de Febrero de 2008

Los principales accionistas de Colonial se comprometen a acudir a la opa de fondo de Dubai

EFE ·01/02/2008 - 22:06h

EFE - Los principales accionistas de la Inmobiliaria Colonial se han comprometido a vender su participación al brazo inversor del Gobierno de Dubai, Investment Corporation of Dubai (ICD), si éste formula una oferta por el 100 por ciento de la inmobiliaria. En la imagen, el presidente de la Inmobiliaria Colonial, Luís M.Portillo.

Los principales accionistas de la Inmobiliaria Colonial se han comprometido a vender su participación al brazo inversor del Gobierno de Dubai, Investment Corporation of Dubai (ICD), si éste formula una oferta por el 100 por ciento de la inmobiliaria.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ICD detalló que ha suscrito un acuerdo con Nozar, que cuenta con 14,2 por ciento de la inmobiliaria, y Luis Manuel Portillo, que tiene un 39,74 por ciento de la compañía.

ICD explica que la eventual oferta está supeditada a la realización de una valoración de activos de la Inmobiliaria Colonial y sus filiales en las próximas dos semanas.

El fondo dubaití señaló que espera poder acceder a la citada información de forma inmediata, dado que firmó hoy con Inmobiliaria Colonial la cláusula de confidencialidad que ésta le requería para permitirle acceder a sus cuentas.

Una vez finalice el plazo de dos semanas para investigar los activos de la inmobiliaria, ICD deberá decidir en tres días hábiles si ratifica su interés en la adquisición de la participación de los citados accionistas y el precio que ofrecería en su caso.

Investment Corporation of Dubai (ICD) ya anunció ayer que mantenía negociaciones preliminares con los principales accionistas de Inmobiliaria Colonial para una posible oferta.

Esta comunicación se produce el día en el que otro de los interesados en hacerse con la inmobiliaria, la división inmobiliaria de la multinacional General Electric, se ha retirado de la puja, al no cumplir las condiciones que Inmobiliaria Colonial le requería para abrirle sus libros.