Viernes, 1 de Febrero de 2008

El Gobierno y el PSOE, hartos de los obispos

Zapatero no va "a aceptar" el uso del terrorismo y De la Vega llama a Blázquez

ANA PARDO DE VERA ·01/02/2008 - 21:12h

Gobierno y PSOE se aliaron ayer para dar la "respuesta contudente" a los obispos que había prometido el jefe del Ejecutivo en Palma de Mallorca el jueves, durante la XXI Cumbre Hispano-Alemana, que fue cuando se conoció la nota episcopal que recomendaba no votar a quien negocia con los terroristas.

Por un lado, el propio José Luis Rodríguez Zapatero aseguró ayer en un mitin en Ourense que "los obispos tienen derecho a pedir el voto para el PP", aunque reconoció que esta vez "han ido más allá. Han caído en la tentación de usar el terrorismo en campaña electoral". El presidente del Gobierno fue contundente: "A eso no tienen derecho. Si no se lo hemos aceptado a Rajoy, tampoco se lo vamos a aceptar a los obispos".

 

Zapatero habló ayer por la tarde, pero su número dos en el Gobierno ya había calentado motores en la respuesta del Ejecutivo a la Conferencia Episcopal: horas después de conocerse la nota de la Conferencia Episcopal, María Teresa Fernández de la Vega llamó a su presidente y le dio su opinión sobre el mensaje de los prelados.

Ricardo Blázquez y la vicepresidenta del Gobierno mantuvieron una conversación telefónica que "se enmarca en lo que son relaciones institucionales frecuentes", según aclaró De la Vega en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de ayer.

El presidente de la Conferencia Episcopal y la número dos del Ejecutivo se hablaron con la "misma cordialidad de siempre", según fuentes conocedoras de la conversación, aunque eso no fue óbice para que la vicepresidenta recordase dos cosas a Blázquez: por un lado, que el terrorismo debe quedar siempre fuera de los intereses partidarios y en la lucha contra él "no debe haber más voluntad que la de ponerle fin, sin caer en la tentación de instrumentalizarlo"; por otro, De la Vega comunicó a Blázquez que "el Gobierno echa de menos expresiones de los obispos como generosidad, concordia o convivencia", mucho más ajustadas al espíritu de sus fieles.

La lucha antiterrorista, no

Fue precisamente el mensaje episcopal sobre la lucha antiterrorista el que molestó especialmente al Ejecutivo, según confirmaron fuentes del mismo, sobre todo, después de que los obispos apoyaran y participaran en el diálogo entre ETA y el Gobierno Aznar.

La vicepresidenta garantizó que el Gobierno trabaja por "avanzar en la aconfesionalidad del Estado" pues ése es un compromiso que adquirió con los ciudadanos y recordó los acuerdos alcanzados sobre financiación -pago del IVA o financiación de la iglesia mediante la asignación presupuestaria-.

Noticias Relacionadas