Viernes, 1 de Febrero de 2008

La oposición y el Gobierno de Kenia acuerdan poner fin a la violencia en dos semanas

EFE ·01/02/2008 - 18:53h

El Gobierno y la oposición de Kenia adoptaron hoy una serie de acuerdos a corto y largo plazo con el fin de resolver la grave crisis que atraviesa el país desde diciembre pasado, anunció el ex secretario general de la ONU Kofi Annan. Los puntos incluyen un acuerdo para el cese de la violencia, resolver la crisis humanitaria derivada de las protestas políticas y luchas tribales, y promover la reconciliación, según dijo Annan en el transcurso de una rueda de prensa que ofreció en esta capital.

El plazo para el cumplimiento de estos puntos será entre una y dos semanas, a partir de hoy, agregó el ex secretario general de la ONU. Entre las medidas que serán adoptadas para aplicar esos acuerdos a corto plazo se incluyen el refuerzo de la seguridad, asegurar la libertad de expresión y el derecho de manifestación y el respeto a los derechos humanos.

Además, Annan señaló que las dos partes, que están reunidas desde ayer, jueves, para buscar una salida política a la grave crisis keniana, han aprobado otras decisiones que serán adoptadas en el plazo de un año, ligadas al marco político y económico del país. Los compromisos incluyen una reforma constitucional, la lucha contra la pobreza y las desigualdades, la reducción del desempleo entre los jóvenes, una reforma agraria, la consolidación de la unidad nacional y la transparencia de las cuentas públicas. Annan informó de que las partes acordaron reanudar sus negociacones el próximo lunes.

Las delegaciones están integradas por representantes del Gobierno y dirigentes del Movimiento Democrático Naranja (ODM), liderado por Raila Odinga, que reclama la victoria en las elecciones del pasado 27 de diciembre. Como vencedor oficial de esa votación fue proclamado el presidente Mwai Kibaki, que aspiraba a su reelección, aunque la oposición asegura que el gobernante recibió un millón de votos fraudulentos.

La crisis que estalló a raíz de esos comicios ha causado más de 800 muertos y casi 300.000 desplazados, tanto por las protestas callejeras como por las luchas tribales que surgieron al calor de las rivalidades políticas.

El equipo de intermediación recibió hoy el respaldo del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que visitó hoy Nairobi

Noticias Relacionadas