Viernes, 1 de Febrero de 2008

El Juez Único incoa expediente por el caso de los cupos

EFE ·01/02/2008 - 19:40h

EFE - El alero del MMT Estudiantes, Carlos Suárez (d), penetra a canasta ante la defensa del griego del Real Madrid, M. Pelekanos. Ambos equipos están impicados en el caso de convocatorias indebidas.

Juan Ramón Montero Esteve, Juez Único del Comité de Competición de la Liga ACB, ha decidido incoar expediente, veintiún días después de que la Federación Española le diese traslado del caso, sobre supuestas alineaciones indebidas en diez encuentros del campeonato liguero, según informaron a EFE fuentes oficiales.

El Juez Único ha incoado el referido expediente a través del procedimiento extraordinario y se lo ha notificado a los tres equipos afectados, el MMT Estudiantes, el Pamesa Valencia y el Real Madrid, así como al resto de las partes interesadas, que son las firmantes de acuerdo que fija la elegibilidad de los jugadores en las plantillas de la ACB.

La Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) ha presentado un recurso contra la decisión del Juez Único ante el Comité de Apelación de la Federación Española, que en los próximos días debe pronunciarse sobre la reclamación del sindicado de jugadores.

La ABP ha recurrido la incoación del expediente por considerar que el procedimiento adecuado para instruir las presuntas infracciones debe ser el ordinario, mucho más abreviado que el extraordinario, que otorga al Juez Único un plazo mucho mayor para emitir cualquier pronunciamiento.

El apartado F del artículo 43 del reglamento de competición recoge la alineación indebida de un jugador como falta muy grave. Asimismo, estipula multas de 3.000 a 15.000 euros, la pérdida del encuentro y el descuento de un punto en la clasificación. Del mismo modo, el artículo 44 señala que, si la alineación indebida se produce sin mediar mala fe, se debe repetir el encuentro en caso de victoria del equipo que haya cometido la infracción.

Las posibles alineaciones indebidas por no respetar los cupos de elegibilidad -que establecen la obligatoriedad de contar con cuatro jugadores seleccionables en plantillas de once hombres y con cinco en las de doce- afectan a diez encuentros.