Viernes, 1 de Febrero de 2008

La plantilla lamenta todavía el arbitraje de Rubinos Pérez ante el Racing

EFE ·01/02/2008 - 18:35h

EFE - El árbitro Rubinos Pérez (i) ante el defensa del Racing de Santander, Pablo Pinillos (d).

La plantilla del Athletic Club, a través de Koikili Lertxundi y Fernando Llorente, siguió lamentando hoy el arbitraje de Rubinos Pérez en el partido de Copa de ayer frente al Racing, una actuación que "no ha decantado, pero sí influido negativamente" en la eliminación del equipo rojiblanco.

"Si todo hubiera ido normal podíamos haber pasado tranquilamente. El penalti a Gabilondo con 3-1 es un momento clave. En el campo lo vi claro, pero luego lo he visto en la tele y es de libro. Creo que si todo el mundo protesta y le dan algo va a haber que protestar para que nos piten a favor", se quejó Llorente.

Su compañero Koikili, por su parte, manifestó que "si ha habido algún beneficiado" por los árbitros en esta ronda de Copa "han sido ellos". "No creo que hayan sido los arbitrajes los que hayan decantado la eliminatoria, pero sí han influido negativamente para nosotros", apuntó.

El lateral, no obstante, realizó también autocrítica y admitió que en la segunda parte, con 2-0 a favor y la eliminatoria igualada, el Athletic no supo "darle continuidad" a ese marcador favorable. "Luego unas cuantas decisiones arbitrales acabaron" con ese "sueño", incidió.

Koikili, de cara a futuros compromisos, apostó por "mantener la intensidad" mostrada tanto ayer como en encuentros anteriores, pero corrigiendo "pequeños detalles" que han provocado que se escapen "bastantes puntos" a lo largo de la temporada.

"Es importante mantener esa intensidad, pero lo es más estar más concentrados en ciertas acciones y ser capaces de rentabilizar situaciones favorables. Un ejemplo de ello es el Racing, que ha ganado muchos partidos sin hacer un juego excesivamente brillante pero sí muy rentable y basado en esa intensidad", destacó.

Una vez asumida la eliminación copera, el Athletic se centra por lo tanto en el "importante" partido del domingo en Zaragoza, un encuentro que, en opinión de Llorente, "puede marcar bastante" el futuro de los de Joaquín Caparrós.