Viernes, 1 de Febrero de 2008

Un sindicalista absuelto del delito de coacción por encadenar una puerta de Cajastur

EFE ·01/02/2008 - 17:16h

EFE - El Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo juzgó hoy al dirigente de Corriente Sindical de Izquierda Juan Manuel Martínez Morala (d) por la colocación de una cadena en la puerta de Cajastur con motivo de una concentración de trabajadores.

El secretario general de la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI), Juan Manuel Martínez Morala, ha sido absuelto por el Juzgado de Instrucción número dos de Oviedo de un delito de falta de coacciones o vejaciones por colocar una cadena en la puerta de Cajastur.

Morala fue denunciado por un policía nacional el 29 de diciembre de 2006 de bloquear con un cadena la entrada a la oficina que la entidad financiera tiene en la plaza de la Escandalera de Oviedo donde estaba celebrándose una concentración en protesta por el despido de otro miembro del sindicato.

El acusado se enfrentaba hoy a una sanción administrativa o una multa de la ha quedado absuelto tras la declaración de tres testigos en un juicio celebrado a puerta cerrada.

Ante el Juzgado se ha concentrado alrededor de un centenar de personas que han manifestado su descontento con el juicio.

El secretario sindical siempre ha admitido haber participado de la protesta pero en declaraciones a los periodistas ha rechazado hoy ser el autor de los hechos que ha calificado de "persecución policial" y de los cuales hace responsable al delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, que, según ha dicho, está "utilizando a la policía contra los trabajadores con el beneplácito del Gobierno regional".

"Se está criminalizando la lucha sindical, prueba de ello es la acusación que pide cinco años de cárcel para un trabajador de Juliana Constructora simplemente por ejercer el derecho a huelga", ha declarado.

Ha añadido que estas medidas no van a frenar en absoluto la lucha sindical y lo único que muestran son una "carencia de democracia y de falta de libertad".