Viernes, 1 de Febrero de 2008

La UE mantiene la misión humanitaria a pesar del aumento de actividad de los rebeldes chadianos

EFE ·01/02/2008 - 10:42h

EFE - El presidente francés, Nicolás Sarkozy (2-d), y el presidente de Chad, Idriss Deby (d) hablando durante el encuentro que mantuvieron en noviembre de 2007a raiz de la crisis desencadenada por la ONG francesa el Arca de Zoe.

La Unión Europea dijo hoy que su misión militar humanitaria en Chad y República Centroafricana seguirá a pesar del aumento de la actividad de los rebeldes chadianos, dijo hoy un portavoz comunitario.

El retraso en el envío de tres vuelos con tropas de avanzada desde Irlanda y Austria "no pone en cuestión el despliegue", que se realizará durante varias semanas, agregó Alain Pluckers, un portavoz de la secretaría general del Consejo de la UE.

Dos vuelos con unos 50 soldados irlandeses y otro con unos 60 austríacos debían haber partido hoy para Yamena, pero en la noche del jueves se tomó la decisión de retrasar su salida, señaló el teniente coronel Philippe de Cussac, portavoz del cuartel general de la misión en Mont-Valèrien (Francia).

De Cussac destacó que los vuelos "han sido aplazados, no anulados", y que se acordará su salida cuando "la situación en Yamena sea estable", algo que imaginan que será "muy pronto".

Esas tropas, además de otros 200 militares que ya están en Chad, forman parte de las unidades que deben preparar el grueso de la fuerza, que comenzará a llegar a mediados de febrero para un despliegue que concluirá para mayo, explicó el portavoz militar.

La actividad de los rebeldes chadianos "no es nueva", recalcó por su parte Pluckers, por lo que a partir de ahora el despliegue seguirá "en las mejores condiciones de seguridad".

Francia reforzará su contingente militar en Chad, con el envío de unos 150 soldados más, para proteger a sus nacionales ante el avance de los rebeldes hacia Yamena, dijeron hoy en París fuentes del Ministerio de Defensa.

La misión de la UE tiene como objetivo proteger a cientos de miles de refugiados del conflicto de la vecina región sudanesa de Darfur, de forma paralela a otra misión mixta de Naciones Unidas y la Unión Africana que se desplegará dentro del territorio de Sudán.