Viernes, 1 de Febrero de 2008

El Gobierno pide respeto a los obispos e insta a sacar el terrorismo del debate partidista

De la Vega pide a los obispos que respeten la separación entre el Estado y la Iglesia que marca la Constitución

PÚBLICO.ES ·01/02/2008 - 14:39h

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha pedido a los obispos que respeten la separación entre el Estado y la Iglesia que marca la Constitución y ha insistido en que el terrorismo nunca debe formar parte del debate partidista y no debe ser instrumentalizado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha revelado que ayer habló con el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, después del llamamiento público de los obispos para que los ciudadanos no voten el 9 de marzo a quienes estén dispuestos a negociar con ETA.

Además de remarcar que no sólo debe existir "autonomía" de actuación entre el Estado y la Iglesia Católica, sino también "respeto" a esa autonomía, la vicepresidenta ha dejado claro que el Gobierno socialista sí lo ha practicado durante esta legislatura.

En su opinión, de la misma manera que al Ejecutivo lo juzgan los ciudadanos, a la jerarquía eclesiástica la deben juzgar "sus fieles" y es a ellos a quienes corresponde evaluar si es tarea de los obispos hacer "valoraciones políticas" o apoyar "directa o indirectamente" a una u otra opción política.

Reacciones "tremendamente virulentas"

El secretario ejecutivo de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, ha criticado las reacciones "tremendamente virulentas" del PSOE ante la petición de los Obispos a sus fieles de que no voten a "quienes tengan a los terroristas como interlocutores políticos".

El PSOE da muestra "de su enorme intolerancia" hacia los que expresan "discrepancias" hacia sus opiniones

Astarloa, que ocupa la cabeza de lista por este territorio al Congreso, ha pedido al PSOE que en vez "de arremeter contra todo el mundo que dice algo que no le gusta" explique a los ciudadanos por qué decidió negociar con ETA, qué negoció y por qué no ha descartado volver a hacerlo.

"Eso es lo que yo quiero escuchar del PSOE con toda claridad", ha insistido Astarloa, quien ha mostrado su respeto "máximo a la libertad de expresión y de opinión de cualquiera".

De la misma forma, el secretario ejecutivo de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, ha afirmado que con su respuesta "desmesurada" a la Conferencia Episcopal el PSOE da muestra "de su enorme intolerancia" hacia todos aquellos que expresan "discrepancias" hacia sus opiniones.

Según el dirigente del Partido Popular, la inmensa mayoría de los españoles "coinciden en una idea y es que negociar políticamente con los terroristas está mal, y eso -ha insistido- está mal lo diga quien lo diga".

Preguntado sobre las críticas al PP por haber negociado con ETA cuando gobernó, Elorriaga ha asegurado que "el único gobierno que durante meses ha mantenido abierta una mesa de negociación política con la banda terrorista ETA es el Gobierno presidido por Zapatero".

A su juicio, el PSOE y el jefe del Ejecutivo "están metidos en un lío del que no saben como salir" porque se "ha mentido abiertamente" todos los españoles cuando después del atentado de la T4 de Barajas "se manifestó solemnemente que cesaba la negociación".

Noticias Relacionadas