Viernes, 1 de Febrero de 2008

Almunia dice que los sectores público y de servicios causan el diferencial de inflación España

EFE ·01/02/2008 - 13:11h

EFE - El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Joaquín Almunia (d), acompañado del catedrático de de Derecho Administrativo de la UCM, Santiago Muñoz Machado, momentos antes de intervenir en una jornada, hoy en Madrid, sobre la directiva de servicios en el mercado interior y la futura regulación del comercio interior en España.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró hoy en Madrid que la baja productividad que aqueja al sector servicios que está protegido de la competencia y al sector público es lo que provoca el diferencial de inflación de España respecto a la zona euro.

Durante su intervención en una jornada sobre comercio interior, Almunia aseguró que es en estos dos sectores donde se generan las "tensiones" inflacionistas "de carácter estructural" que hacen que la economía española, "año tras año" desde el inicio de la Comunidad Económica Europea haya mantenido tasas de inflación por encima de la zona euro.

Esa inflación diferencial, indicó, "no se justifica" por la evolución de los salarios nominales en España, ya que ésta no difiere de la que "los manuales y economistas ortodoxos" recomiendan.

En cambio, apuntó que los bajos niveles de productividad de estos sectores provocan una evolución de los costes laborales unitarios "por encima de la de nuestros competidores", y una inflación "adicional" que pone en riesgo la competitividad.

Almunia insistió en que "hay que atajar" esa "baja" competitividad e indicó que la directiva europea de servicios en el mercado interior será un instrumento "poderosísimo" para ello.

Al término de su conferencia, el comisario europeo también se pronunció sobre la inflación de la zona euro en enero, que subió ese mes hasta el 3,2 por ciento, la cifra más elevada desde que este índice comenzó a elaborarse en enero de 1997.

Almunia indicó que este dato, difundido ayer, "preocupa", pero afirmó que era en parte "esperado" por las "presiones" de los precios del crudo y la alimentación.

No obstante, confió en que los precios en la zona euro bajen durante 2008 si los agentes económicos y sociales actúan como hasta ahora, "de forma muy responsable", y si los gobiernos "tienen cuidado" con los precios administrados y los impuestos indirectos.

También indicó que la política monetaria del Banco Central Europeo y la "flexión" de los mercados internacionales podrá ayudar a que la inflación en la zona euro baje.

Preguntado sobre la evolución de la economía de Estados Unidos, Almunia explicó que se encuentra en situación "delicada", con una desaceleración "pronunciada".

No obstante, matizó que, hasta ahora, el escenario central "no es el de una recesión", sino el de una desaceleración del crecimiento, y el de una progresión "por debajo de su crecimiento potencial".

Para el comisario europeo, los últimos datos conocidos de Estados Unidos al respecto -el 0,6 por ciento en el cuarto trimestre, el 2,2 por ciento para el conjunto de 2007- fueron "más bajos" que lo que esperaba el "consenso" de los observadores, pero confió en que las medidas que se están adoptando sirvan para que se recupere "lo antes posible".

En este sentido, indicó que esta economía siguen siendo "la mayor" del mundo, por lo que su evolución afectará "a todos" los países.

Preguntado sobre una posible opa de EDF y ACS sobre Iberdrola, descartó opinar porque "no sé si va a haber o no va a haber esa operación", dijo.

De la misma forma, no quiso valorar la última previsión de crecimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la zona euro -que es del 1,6 por ciento- y lo aplazó hasta que la Comisión Europea (CE) publique sus previsiones el próximo 21 de febrero.

Los medios congregados le preguntaron sobre una posible bajada de los tipos de interés, a lo que Almunia respondió que "nunca" opina sobre el Banco Central Europeo "en público".