Viernes, 1 de Febrero de 2008

Clinton y Obama hacen las paces y prometen hacer historia

"Cambiaremos nuestro país", ha dicho la ex-primera dama, que al igual que su contricante, ha utilizado un tono cercano y de complicidad en el debate

REUTERS ·01/02/2008 - 07:43h

Hillary Clinton y Barack Obama se abrazan al final del debate celebrado en Los Ángeles. REUTERS

Los candidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos Barack Obama y Hillary Clinton debatieron el jueves por primera vez solos, apelando a un tono cordial y resaltando la oportunidad que tienen de hacer historia si acceden a la Casa Blanca.

"Con sólo vernos se puede decir que no somos más de lo mismo", dijo Clinton, la senadora por Nueva York que podría convertirse en la primer mujer que ocupe la presidencia de Estados Unidos, en el último debate antes de las primarias que se celebrarán el martes simultáneamente en 22 estados.

"Cambiaremos nuestro país", enfatizó la ex primera dama.

Obama, el senador por Illinois que podría ser el primer presidente negro de Estados Unidos, dijo que la batalla por la designación del Partido Demócrata para las presidenciales de noviembre era una muestra del progreso del partido y del país.

"Tenemos la oportunidad de hacer historia porque pienso que uno de nosotros dos terminará siendo el próximo presidente de Estados Unidos de América", señaló Obama, sentado junto a Clinton.

"Era amigo de Hillary Clinton antes de comenzar esta campaña; seremos amigos cuando esta campaña termine", dijo Obama, que sostuvo la silla de Clinton cuando ella se sentó para comenzar el debate. Incluso cuchichearon uno con otro al finalizar.

Críticas a McCain

Ambos se repartieron las primeras cuatro primarias importantes del partido demócrata. Obama, de 46 años, triunfó en Iowa y Carolina del Sur, mientras que Clinton, de 60, ganó en New Hampshire y Nevada.

Los dos candidatos criticaron a McCain, de 71 años, citando sus comentarios sobre que las tropas estadounidenses podrían permanecer en Irak durante cien años y su apoyo a ampliar las reducciones de impuestos del presidente George W. Bush de 2001 y 2003, después de votar en contra de ellas en un principio.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de un nuevo mandato de un Clinton en la Casa Blanca, después de que su marido estuviera en el Gobierno ocho años, Hillary criticó al actual presidente y a su padre, que gobernó entre 1988 y 1992.

"Se necesitó a un Clinton para limpiar las cosas después del primer Bush, y creo que podría necesitarse a otro para hacerlo después del segundo Bush", declaró en el Teatro Kodak en Los Ángeles.

Este fue el primer debate desde el duro enfrentamiento de la semana pasada en Carolina del Sur, donde se vieron fieros ataques personales entre los dos senadores que iniciaron una semana de acusaciones entre Obama, Clinton y su marido, el ex presidente Bill Clinton.

Los ataques disminuyeron después de la victoria de Obama en Carolina del Sur y, claramente, ambos decidieron que era mejor mantener un tono positivo en el debate del jueves.

Ambos sonrieron ante la sugerencia de que presentarse como presidente y vicepresidente en una "fórmula Obama-Clinton o Clinton-Obama".

"Obviamente hay una gran diferencia entre esas dos opciones", dijo Obama, agregando que respetaba mucho a la ex primera dama.

Noticias Relacionadas