Lunes, 1 de Octubre de 2007

Afganistán busca a su supermodelo de 2007

Una televisión afgana lanza un concurso de pasarela

JON HEMMING (REUTERS) ·01/10/2007 - 22:23h

Reuters - Una emisora de TV local ha lanzado su versión de "Supermodelos 2007". REUTERS

En la mayoría de los países, la imagen de una modelo desfilando por una pasarela no es algo revolucionario, pero en Afganistán lo es. La versión de una televisión afgana de concursos como America's Next Top Model o Supermodelo 2007 está rompiendo moldes al revelar la belleza que se esconde debajo del burka.

Casi seis años después de la caída del Gobierno integrista de los talibanes, prácticamente todas las mujeres en la muy conservadora Afganistán se dejan ver en público solamente cubiertas por el azul claro del burka. Sus ojos oscuros se detectan con dificultad detrás de la rejilla.

Ambiente liberal

Pero en Mazar-i-Sharif, una ciudad al norte de Afganistán que respira un aire relativamente liberal, una emisora de TV local ha empezado a dar una imagen diferente de las mujeres afganas.

Una producción de muy bajo coste imita el éxito televisivo de "America's Next Top Model", un programa de reality en el que, cada semana, un juzgado elige a las futuras modelos de entre un grupo de participantes.

"Tenía muchas ganas de hacer este programa porque quería que las chicas presentasen la ropa y a sí mismas", dice Sosan Soltani, la directora del programa que tiene 18 años. "Afganistán es una nación libre y estas chicas son el futuro del país", agregó.

Pantalones de camuflaje

Cuatro chicas, vestidas de trajes tradicionales de colores fuertes, con pantalones holgados, largos chales sueltos y pañuelos, pasearon por la pasarela improvisada, cubierta con alfombras afganas tradicionales.

Las cuatro carecían de la confianza de sus colegas en Occidente y esquivaban la mirada del equipo de televisión y de los periodistas, todos ellos hombres.Después de una breve pausa en el vestidor, las mismas cuatro chicas volvieron en pantalones militares de camuflaje, zapatillas de deporte y blusones bordados. Despuésllegaron los vaqueros, sandalias abiertas y cazadoras ligeras de colores.

Todo esto en Occidente no sería arriesgado, pero en Afganistán llevar esta ropa puede provocar un escán-dalo, sobre todo cuando se transmite por televisión.

"Según las leyes de la sharia, el Islam se opone a todo esto", explica el clérigo musulman afgano Abdul Raouf. "Esto no sólo está prohibido bajo la sharia. Es más, si aplicáramos la sharia y lleváramos este asunto ante la Justicia, estas chicas deberían ser castigadas", dijo.

Más de diez modelos que tenían previsto participar en el programa, al final no aparecieron, porque, al conocer que iban a asistir periodistas extranjeros, tenían miedo de que la retransmisión del espectáculo les acarreara problemas, según cuentan amigos de las chicas.Pero las que desafiaron el miedo parecían muy decididas. "Creo que es una idea muy buena darle ánimos a las chicas afganas para que den un paso adelante", dice Katayoun Timour, una modelo de 19 años.

"Sabemos que el 90% de la sociedad afgana cree que todo esto no es bueno, que es muy malo. Mucha gente nos contó sus objeciones, pero yo les dije que no hay nada malo en esto, que deberían verlo de una manera positiva", explica Timour.

Interés de los jóvenes

En las calles de Mazar-i-Sharif, sin embargo, es difícil encontrar gente que tenga algo que objetar a este programa, especialmente entre los jóvenes. "Es un buen programa", dice Ahmad Sear, un comerciante de 28 años. "La gente lo ve y les gusta, sobre todo a las mujeres, que tienen mucho interés. A través del programa y la ropa que llevan las chicas, ellas se sienten capaces de contribuir al desarrollo de su país", dice.

"A la gente joven le interesa la moda y el programa de televisión les presenta ropa nueva", dice el empresario Ahmad Nasir. "Además es apropiado para la cultura afgana, así que no hay ningún problema", afirma. Pero cuando le preguntan si se fija más en los vestidos o en las chicas, Nasir responde con una sonrisa: "Más en las chicas, por supuesto". A renglón seguido, añade: "Pero la ropa también es muy importante".

La modelo Timour explica que le gustaría transmitir al mundo exterior una imagen diferente de las mujeres afganas. "He visto que fuera de aquí la gente tiene una idea bastante distinta sobre las mujeres en Afganistán. Creen que siempre llevan el burka y que están todo el tiempo en sus casas, pero no es así", explica. "Las chicas en Afganistán son muy guapas", concluye orgullosa.


Noticias Relacionadas