Lunes, 1 de Octubre de 2007

La Unión Europea acuerda frenar la actividad terrorista en Internet, aunque no sabe cómo hacerlo

Los ministros de Justicia y de Interior de los veintisiete se quedan bloqueados en la necesidad de tomar una decisión y les es imposible alcanzar el consenso en las medidas concretas

PÚBLICO / REUTERS ·01/10/2007 - 20:30h

El comisario de Justicia, Libertad y Seguridad de la Unión Europea, Franco Frattini, tras reunión del Consejo de Justicia. EFE / TIAGO PETINGA

El uso que los terroristas hacen de Internet con fines logísticos y de reclutamiento se ha convertido en un serio problema en los útlimos años. La Unión Europea es consciente de este hecho y sus ministros de Interior y de Justicia han acordado tomar medidas al respecto. La pega es que no son capaces de decidir en qué deben consistir esas medidas.

a Comisión Europea ha preparado un paquete de propuestas antiterroristas que el comisario europeo de Justicia y Seguridad, Franco Frattini, ha presentado en Lisboa a los ministros del Consejo de Justicia. Pero estas medidas, que incluyen la posibilidad de bloquear sitios en los que se explica cómo fabricar explosivos, están lejos de contentar a todos los países.

El presidente de las conversaciones, el ministro portugués de Interior, Rui Pereira, explicó que ha habido unanimidad en la necesidad de impedir que los radicales recluten seguidores en Internet. Sin embargo, las propuestas de planes de acción chocaban con la opinión de expertos o políticos.

Opiniones encontradas

Los expertos en la Red dudaron de la factibilidad técnica de un intento de bloqueo algunas páginas web, mientras que otros grupos plantean el ataque a la libertad de expresión que esto supondría.Las voces dentro del Consejo han sido contradictorias. Michele Alliot-Marie, titular francesa de Interior se mostró favorable: "en términos legales, yo estaría personalmente a favor, pero no todos los países tienen los mismos puntos de vista", explicó.

Sin embargo, el ministro de Justicia de Luxemburgo, Luc Frieden, se pronunció en contra del bloqueo y defendió la mayor utilidad de monitorizarlas. "Es mucho más importante que encontremos cómo se comunican los terroristas y vigilemos sus comunicaciones", dijo.El debate viene de lejos. Por ejemplo, hace un mes Frattini declaró a Reuters que él también quería que las búsquedas de instrucciones de bombas por Internet fueran bloqueadas.

Las mayores críticas le vinieron de la propia Red. Los blogs -y la prensa alemana- acusaron a Frattini de intento de censura. Finalmente tuvo que rectificar y matizar que su propuesta se centraría en borrar algunas páginas, no en censurar las búsquedas.

En la reunión del Consejo de Interior también se esbozó un planteamiento de lo que será la próxima polémica: un sistema que permite inspeccionar datos privados de pasajeros aéreos de la Unión, aunque este plan no se abordó en detalle.