Lunes, 1 de Octubre de 2007

Próximo objetivo: un Ministerio de Igualdad

Las mujeres socialistas creen que es un mecanismo fundamental para que la actual Ley sea efectiva

PÚBLICO ·01/10/2007 - 20:57h

La ex diputada socialista Amparo Rubiales, actualmente consejera electiva del Consejo Consultivo de Andalucía, logró ayer arrancar los aplausos de todo el auditorio congregado en el III Encuentro de Mujeres Líderes Iberoamericanas cuando apuntó la necesidad de crear un Ministerio de Igualdad. "Ahora tenemos una ley modélica, ejemplar", dijo en referencia a la Ley de Igualdad. "Pero hay que hacerla efectiva. Y para ello es necesario algo más que una secretaría general dentro del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales", señaló.

La propuesta de Rubiales parece no estar muy alejada de la realidad. No en vano, explicó que "las mujeres socialistas estamos elaborando un programa electoral para las próximas generales y tenemos que conseguir un Ministerio de la Igualdad sin aditamentos".

Una Secretaría, la alternativa

Esta propuesta llegaría a la dirección del partido bastante avanzada. De hecho, ya habría nombre: Ministerio de Igualdad y Participación Ciudadana. La propia Rubiales adelantó que si no fuera posible crear un ministerio independiente, sería muy útil contar con una Secretaría de Estado especializada en políticas de igualdad.

"Hay que crear instrumentos y mecanismos para que la Ley sea efectiva. Los temas de igualdad no pueden estar dentro de una secretaría general integrada dentro de un Ministerio, de una secretaría que no tiene acceso a las reuniones preparatorias del Consejo de Ministros", se quejó.

"Si se trata de políticas transversales, tiene que llevarlas a cabo un Ministerio que sea transversal. No estamos hablando de discriminación y marginación de las mujeres, estamos hablando de derechos y ciudadanía", precisó.

En la misma mesa de debata en la que Rubiales hizo estas declaraciones (Democracia Participativa, ciudadanía de las mujeres y paridad) estaban presentes Soledad Murillo, secretaria general de Políticas de Igualdad y Rosa Peris, directora del Instituto de la Mujer. Minutos antes, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, había sido la encargada de inaugurar este encuentro de cuatro días organizado por la Fundación Carolina y la Secretaría General de Políticas de Igualdad del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Ante sesenta representantes de 19 países latinoamericanos, De la Vega defendió el modelo de políticas sociales del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Nunca se debe perder de vista que eliminar las discriminaciones y promover una igualdad plena entre hombres y mujeres es la realización de una exigencia básica de respeto a la dignidad y la autonomía de las mujeres", expresó.

Políticas de presencia

Para lograr una transformación de la realidad en el ámbito de la igualdad, De la Vega insistió en que "las políticas de igualdad, no pueden ser sólo políticas de ideas sino que deben ser también políticas de presencia".
Tras enumerar las últimas propuestas sociales del Gobierno, De la Vega lanzó un mensaje a quienes las han tachado de electoralistas: "¿En qué fecha hay que dejar de trabajar a favor de los ciudadanos para no ser electoralista? No lo sé. Lo que sí sé es que a algunos les gustaría mucho que el Gobierno se quedara quieto".