Lunes, 1 de Octubre de 2007

El PSOE prevé frenar en marzo el plan Ibarretxe

Zapatero recibirá en La Moncloa al lehendakari antes del 13 de noviembre

G. LÓPEZ ALBA / F. GAREA ·01/10/2007 - 20:25h

"La consulta no va a tener lugar e Ibarretxe lo sabe". Con esta rotundidad se pronunció José Blanco sobre el futuro que aguarda al resucitado lan Ibarretxe, de acuerdo con la pauta marcada por José Luis Rodríguez Zapatero de combinar la firmeza con la serenidad para no alimentar tampoco un victimismo nacionalista.

El PSOE no sólo apela al marco constitucional, sino que confía en que los comicios generales de marzo sean el primer cortafuegos. "Las maniobras electorales se dilucidan en las elecciones", se argumenta desde su ejecutiva, reunida ayer bajo la dirección de Zapatero.

A favor de este planteamiento opera que los socialistas manejan sondeos que los sitúan como primera fuerza política en Euskadi ante los próximos comicios. Según esos datos, el PSE aventaja al PNV en Álava y Guipúzcoa, mientras que los dos partidos estarían empatados en Vizcaya.El PSOE recuerda que en 2005, tras el rechazo por el Congreso de los Diputados al primer intento de Ibarretxe, el PNV perdió cuatro escaños en las elecciones autonómicas que el lehendakari convocó entonces de forma anticipada para intentar salir de su propio laberinto.

Salvar la relación con el PNV

Blanco, que de forma intencionada rebajó la propuesta de Ibarretxe a la categoría de "declaraciones", reiteró que la consulta que plantea es "jurídicamente inviable, políticamente nociva e institucionalmente indeseable", pero circunscribió el enfrentamiento a Ibarretxe para intentar salvaguardar los cauces de colaboración con el PNV.

El Gobierno precisa de sus votos en el Congreso para sacar adelante los presupuestos de 2008 y, según fuentes gubernamentales, los dirigentes nacionalistas han transmitido en privado a miembros del Ejecutivo su rechazo a la consulta propuesta por el lehendakari. Blanco apuntó en este sentido que ya "se alzan voces en el PNV que exigen prudencia y no generar más frustraciones".

Zapatero tiene previsto recibir a Ibarretxe dentro de la ronda de entrevistas con todos los presidentes autonómicos que abrió tras las vacaciones. La fecha límite que maneja La Moncloa para ese encuentro es el 13 de noviembre, día en el que podría celebrarse la III Conferencia de Presidentes Autonómicos en el Senado, según la agenda aún no oficial del jefe del Ejecutivo.

Esa reunión de dirigentes autonómicos tiene como único orden del día el cambio climático. En el Gobierno, se reconoce que no tendría sentido llegar a esa cita sin haber dado una respuesta directa al lehendakari sobre su proyecto de consulta. Incluso en fuentes no oficiales se considera la posibilidad de que Ibarretxe rechace acudir por primera vez a esa cumbre autonómica.

Lo que está descartado, por el calendario electoral, es que este año se celebre en la Cámara Alta el debate sobre el estado de las Autonomías, cuya última edición tuvo lugar hace dos años.