Lunes, 1 de Octubre de 2007

Putin se perpetúa en el poder

Vladimir Putin, no parece dispuesto a apartarse del poder en Rusia. El presidente ruso valora "como una opción realista" la posibilidad de convertirse en primer ministro.

PÚBLICO ·01/10/2007 - 19:19h

Vladimir Putin durante su intervención en el congreso del partido Rusia Unida. SERGEI CHIRIKOV / EFE

Vladimir Putin, no parece dispuesto a apartarse del poder en Rusia. El presidente ruso valora “como una opción realista” la posibilidad de convertirse en primer ministro ruso cuando deje la jefatura de Estado en marzo del año que viene.

El ex jefe de la antigua KGB ya ha prometido que no se presentará a la reelección, algo que le impide la Carta Magna rusa.

La Constitución prohíbe al presidente optar a un tercer mandato consecutivo. Para que Putin volviera a la presidencia tendría que esperar a la siguiente elección, prevista para 2012.

De momento, Putin, de 55 años, figurará en el número uno de la lista de su partido, Rusia Unida, para las elecciones parlamentarias del próximo 2 de diciembre. Eso le permitiría, como miembro de la Duma, acceder al cargo de primer ministro.“Se deben cumplir dos condiciones para que sea primer ministro. Que Rusia Unida gane las elecciones, y que la persona elegida para el cargo de presidente sea alguien decente, moderno, capaz y alguien con el que pueda trabajar en equipo”, dijo Putin durante un congreso de su partido.

El mes pasado, Putin nombró a Victor Zubkov como primer ministro. Zubkov siempre ha sido conocido por su lealtad a Putin y si se proclamara presidente en marzo, podría ceder ciertos poderes al cargo de primer ministro.

En caso de que el presidente sea incapacitado o dimita, el primer ministro accedede directamente a la jefatura de Estado. Es lo que sucedió cuando el 31 de diciembre Boris Yeltsin dimitió en favor de Putin, que llevaba sólo tres meses como primer ministro.

Mayoría constitucional

Putin espera que Rusia Unida logre mantener la mayoría que tiene en la Duma, de más de 300 de los 450 parlamentarios, lo que le deja las manos libres para poder realizar cambios en la Constitución rusa.

Según el último sondeo, Rusia Unida obtiene un 47% de votos, frente a apenas un 7% del segundo, el Partido Comunista, la única fuerza opositora de la actual Duma, de la que las formaciones liberales fueron barridas hace cuatro años.La nueva barrera electoral del 7%  complica mucho la futura presencia en la Duma del ultranacionalista Partido Liberal Democrático, con un 6% de apoyo y de Rusia Justa, de izquierdas, con el 5%.Ser el número uno de una lista electoral no implica que Putin se quede con el escaño en el Parlamento. Es habitual en la política rusa que políticos o personalidades influyentes en la vida rusa se presenten encabezando un partido para atraer votos pero que finalmente no participen en la legislatura tras celebrarse las elecciones.

Desde que accedió al cargo en 1999, Putin ha amasado mucho poder en el cargo de presidente, pero según se ha acercado la fecha de su salida ha ido estableciendo unos mecanismos de control que dejará a su sucesor a merced de las fuerzas políticas mayoritarias. Al liderar el partido Rusia Unida, Putin se convierte instantáneamente en un centro de poder en la futura Rusia.

“Con esta medida se acaba con el tópico de que el presidente ruso es un zar”, dijo ayer GLeb Pavlovski, analista político ruso cercano a las posiciones del Kremlin. “Se trata de la solución política más lógica al problema de qué hacer con Putin cuando abandone la presidencia”, añadió Pavlovski.