Lunes, 1 de Octubre de 2007

Platini augura una gran Eurocopa y asegura que los estadios están ya listos

Agencia EFE ·01/10/2007 - 20:51h

Agencia EFE - El presidente de la UEFA, Michel Platini, auguró hoy una gran Eurocopa tras visitar el estadio Ernst Happel de Viena, donde se disputará la final del torneo continental que se celebra en Austria y Suiza el año próximo. EFE

El presidente de la UEFA, Michel Platini, auguró hoy una gran Eurocopa tras visitar el estadio Ernst Happel de Viena, donde se disputará la final del torneo continental que se celebra en Austria y Suiza el año próximo.

"Es un buen estadio, pero también está algo envejecido", señaló el máximo responsable del fútbol continental sobre el principal estadio del país alpino, construido a principios de los años 1930 y que tiene un aforo de casi 50.000 espectadores.

Platini aseguró que la Eurocopa será "sin duda un gran torneo" al visitar el estadio en compañía del presidente de la Federación Austríaca de Fútbol (ÖFB), Friedrich Stickler, y el alcalde de Viena, Michael Häupl.

Por la tarde, Platini visitó el coliseo Wörthersee en Klagenfurt, la capital de la región sureña de Carintia, y dijo que le parecía "un estadio bonito, listo para la Eurocopa de 2008".

Tan sólo una visita de 15 minutos le bastó al presidente de la UEFA para cerciorarse de las buenas condiciones del estadio y tras la inspección abandonó en helicóptero la ciudad rumbo a Salzburgo, donde mañana completará junto con Innsbruck las inspecciones en Austria de los complejos que albergarán la Eurocopa.

El antiguo internacional francés tuvo incluso palabras de aliento para el mal juego de la selección austríaca, que no ha ganado ningún partido amistoso en 2007.

"Austria jugará bien el Europeo. Estoy seguro", dijo para recordar que antes de mundial de Francia 98 los galos también fueron censurados por su fútbol.

También criticó la iniciativa un grupo de aficionados austríacos que crearon una asociación para pedir que la selección de su país, clasificada para la Eurocopa como anfitrión, renuncie de forma voluntaria a participar por el nefasto fútbol que despliega.

La inusual propuesta, bautizada como "Una Eurocopa 2008 libre de Austria" solicita que el país renuncie "por amor al fútbol" a su puesto para que acuda el mejor tercero de los grupos de clasificación.