Lunes, 1 de Octubre de 2007

Los "tories" se apoyan en el recorte de impuestos para recuperar popularidad

Agencia EFE ·01/10/2007 - 19:33h

Agencia EFE - El portavoz de Economía del partido conservador británico, George Osborne, quien anunció una serie de propuestas para recortar los impuestos en el Reino Unido. EFE

El Partido Conservador británico centró hoy sus bazas para tratar de recuperar popularidad en los sondeos en propuestas de recorte de impuestos e insistió en que está preparado para unas elecciones anticipadas.

Ante la fuerte caída de popularidad del principal partido de la oposición que reflejan los últimos sondeos, los "tories" intentaron hoy ganar terreno con una lista de medidas centradas en favorecer a las familias y en liberar a los contribuyentes.

La gran incógnita que planea durante este congreso es la de la posibilidad de unas elecciones generales anticipadas, un interrogante que no resolvió el primer ministro británico, Gordon Brown, durante el pasado congreso laborista.

Mientras Brown aguarda el momento oportuno para despejar las dudas, el portavoz de Economía de la oposición conservadora, George Osborne, presentó este lunes a los "tories" como el "partido de los impuestos bajos" en medio de una lista de propuestas.

Su discurso se centró en una bajada de los impuestos, sin duda la nota predominante en la jornada, en la que Osborne anunció la elevación del umbral a partir del cual se aplicará el impuesto sobre la herencia, que es actualmente de 300.000 libras (unos 435.000 euros) y pasaría a un millón de libras (alrededor de 1,42 millones de euros).

Ese cambio, subrayó Osborne, beneficiará a nueve millones de familias británicas y posibilitará que "sólo los millonarios" paguen tasas por heredar.

La medida, que supondrá un ahorro de 2.000 libras (unos 2.860 euros) para unas 285.000 personas, también satisfará al ala más tradicional del partido, no muy conforme con la trayectoria que su líder, David Cameron, estaba siguiendo, con propuestas de corte social con las que intentaba conquistar el centro político.

Para financiar esa medida, los conservadores impondrían una tasa anual de 25.000 libras (36.250 euros) a muchos ciudadanos adinerados residentes en el Reino Unido, pero cuyo domicilio fiscal está en el extranjero (cuyo número oscila entre 150.000 y 200.000) y que no pagan aquí impuestos.

El portavoz de los conservadores anunció también que bajo un gobierno "tory" se aboliría el "stamp duty", impuesto con el que se grava a quienes compran una vivienda, para los ciudadanos que acceden por primera vez a una propiedad y siempre que ésta cueste menos de 250.000 libras (unos 357.000 euros).

"Somos el partido de los bajos impuestos. Para este partido, los bajos impuestos no son sólo un regalo para las Navidades, sino que son para toda la vida", sentenció.

Osborne quiso dejar clara la "nueva divisoria" abierta en la política británica y estableció la "auténtica diferencia" entre el gobierno laborista y el conservador.

"Mientras que el actual ministro de Economía (Alistair Darling) siempre está estudiando formas de aumentar los impuestos -observó-, yo buscaré formas de bajarlos".

Ante la posibilidad de unos comicios anticipados, este otoño, los "tories" aprovecharon para recordar que el partido estaba "preparado" para gobernar el país.

Pese a que Brown, que sustituyó a Tony Blair el pasado 27 de junio, tiene de plazo hasta 2010 para convocar los comicios, podría querer capitalizar la clara ventaja que le conceden las últimas encuestas y llamar ya a los ciudadanos a las urnas.

El sondeo de intención de voto más reciente, elaborado por la firma Ipsos MORI para el dominical "The Observer", puede aumentar la presión para el adelantamiento de las elecciones ya que, según indica, un 70 por ciento de los británicos es partidario de comicios anticipados en el plazo de un año.